museo chopin varsovia 640

Después de visitar el museo Nacional de Varsovia nos vamos a otro museo, no muy lejos de ahí y que no esta en reformas. Se trata del museo Chopin dedicado al célebre músico y compositor polaco Fryderyk Chopin en el palacio Ostrogski. Se llega fácilmente desde la Nowy Swiat y siguiendo por la calle Ordynanka casi hasta el final hasta llegar a la calle Okólnik.

En el palacio Ostrogski vivió Fryderyk Chopin de pequeño y allí empezó a componer sus obras con solo 7 años, un autentico niño prodigio del siglo XIX. En 2010 abrió sus puertas como museo para conmemorar el 200 aniversario del nacimiento del compositor como se hicieron eco en Diario del Viajero. No hay que dejar de fijarse en la arquitectura y decoración del edificio del siglo XVI que sigue conservando su encanto de palacio como la escalera amarilla para acceder a las plantas superiores y los techos decorados con pinturas.

El museo a diferencia de otros en Varsovia, abre todos los días de 12h a 20h. Para evitar aglomeraciones, el número de entradas a la venta por hora esta limitado por lo que es necesario reservar hora, en internet o en el propio museo. La entrada normal cuesta 22 PLN (5,50 â¬) con la que te entregan una tarjeta de color rojo necesaria para entrar, salir y utilizar en diferentes partes del museo en el idioma elegido entre los 8 disponibles (castellano incluido).

Museo Chopin, Varsovia Varsoviatrip

Si el museo nacional es un museo de corte más clásico, el Museo Chopin es un moderno e interactivo donde conocer la vida y obra del compositor polaco en el contexto de la época en las 5 plantas que tiene el museo, la planta baja más dos sótanos y dos plantas superiores.

En la planta baja se puede ver los primeros años del musico polaco y el contexto historia, en las plantas primera y segunda con las estancias en París y los viajes que hicieron junto con George Sand, incluido el de Mallorca que ya comenté en el post sobre la Cartuja de Valldemossa.

En las dos plantas inferiores se puede conocer más y escuchar obras de Chopin. Desde unos escritorios habilitados o desde un pequeño auditorio acompañadas de imágenes de paisajes polacos. Es un buen lugar para hacer una parada durante la visita que es larga y muy completa.

Entre paneles interactivos, fotografías, objetos de la época y reproducciones de salas con muebles como la habitación de cuando era pequeño o la sala donde daba clases en París. Para conocer de manera sencilla y divertida muchos detalles de sobre el compositor polaco.

Hasta aquí el especial de museos de Varsovia de esta semana.

Hasta la próxima.

 

 

Un museo diferente: Museo Chopin en Varsovia

Los comentarios están cerrados.