Adíos al calor: El Hamman Mágico de Málaga

el hamman malaga 640

Empezamos agosto y al menos donde vivo con un calor bastante sofocante debido a la humedad más que a la temperatura. Para que os hagáis una idea en Mallorca el calor que tenemos supera al de Madrid que es seco pero no llega por suerte al de lugares como Sevilla o Málaga. Hay días que estoy escribiendo a las once de la noche como ahora y estoy chorreando. Y empiezo a pensar que hacer para quitarme calor de encima, beber agua fresca, ir a la playa o al spa pero no me vine a la mente algo más sencillo. En Septiembre de 2011 durante el TBMAGP hicimos algo que si, que recuerdo que me mantuvo fresca todo el día a pesar de que era un domingo un poco caluroso. Fue la visita al Hamman Mágico con que nos obsequió Turismo de Málaga después del Travel Bloggers Meeting del día anterior.

Málaga estuvo bajo dominio árabe durante 8 siglos y al ser conquistada por los Reyes Católicos en 1487 se referencia en la ciudad 5 baños árabes. A los conquistadores cristianos no se les ocurrió mejor idea que convertirlos en bodegas ya que el tema de los baños no era muy bien visto por la Inquisición. Se nota que no lo probaron.

El hamman al que se le llama también baño árabe o turco, consiste en un baño de vapor que limpia el cuerpo y relaja ligado a la religión. Deriva de los baños romanos y se centra más en el agua que la sauna o el baño ruso. Un hamman habitualmente consta de dos salas una caliente y una fría. En los circuitos de spa a veces se incluye un baño turco pero una habitación cerrada como si fuera una sauna. El proceso del hamman al menos en este las salas son más amplias, te estiras en los mármoles de diferentes temperaturas y vas combinado con agua caliente y fría.

A parte del baño donde alternas entre salas, aquí se ofrecen otros tratamientos como lavado oued, nazarí o luna. A parte de masajes y tratamientos de belleza. Nosotros probamos el lavado oued que consiste en un exfoliación con guante de kessa y lavado con jabón de aceite de oliva con un buen masaje. Combinado con unos buenos cubos de agua sobre todo el último con el agua helada que te deja alucinando en el momento. Pero te después te quedas con una sensación de frescor y de tranquilidad que se te olvida el susto del agua fría. Aunque el sitio se llama Hamman Mágico no es que hagan mágica, es simplemente que del contraste del frío y el calor se quedan los poros de la piel abiertos y todo el calor se va. Me acuerdo que estuve con esa sensación de frescor todo el día y por la noche tenia hasta un poco de frío en la terraza del Room Mate Larios.

Si estáis en Málaga en estas fechas de pleno verano, valdría la pena probarlo. No hace falta llevar nada de casa, os dan un pareo y toalla. No es necesario llevar bikini o bañador porque al estar con más gente puede dar cierta sensación de incomodidad, aunque eso supongo que depende de cada uno, pero si un día repito procuraré llevarme el bikini que estando más cómoda seguro que lo disfruto todavía más. En su página web encontrareis más información y como reservar además de un descuento del 50% por ser verano.

Comments are closed.