Portugese Synagoge, otro símbolo de la cultura judía en Amsterdam 1


portughese sinagoge 1 640

Amsterdam siempre ha sido una ciudad de tolerancia con respeto a culturas y religiones. Ya vimos un ejemplo cuando hablamos de la casa de Ann Frank. La familia Frank había llegado a Holanda huyendo del nazismo como muchas otras familias en esa época pero también en otras, como a finales del siglo XV.

A finales del siglo XV, 1492 los reyes católicos expulsaron a los judíos de la península ibérica que en principio se refugiaron en Portugal. Pero una vez allí fueron obligados a convertirse al catolicismo bajo pena de ser expulsados en 1495. Eso les obligó a marcharse tanto a judíos españoles como portugueses a un lugar más seguro y con libertad religiosa. Ese lugar fue Amsterdam y en poco tiempo su comunidad sefardita (los judíos españoles y portugueses) creció rápidamente.

Y esa comunidad necesitaba un lugar para reunirse y ya en el siglo XVII compraron unos terrenos en Waterlooplein para construir una sinagoga. Ellos la llaman Esnoga pero es más conocida como Portugese Synagoge o Sinagoga Portuguesa. Hoy en día sigue funcionando como sinagoga pero también esta abierta al público para visitas cuando no se celebran servicios religiosos.

Amsterdam

La sinagoga no es un solo edificio, es en realidad un complejo de varios edificios, donde destaca la propia sinagoga y otros más pequeños como la sinagoga de invierno donde también se llevan a cabo sus oficios religiosos. La propia sinagoga es un edificio imponente de grandes dimensiones que ha sido reconstruido y restaurado en varias ocasiones. El edificio conserva su esplendor original sobre todo en el interior que a los cristianos nos puede recordar a una basílica o catedral. Eso en cuanto a la distribución de la sala, en cuestión de elementos decorativos cambia bastante. Su decoración es más sencilla, lamparas, balaustradas a los lados, etc. La distribución de la zona de sentarse también es diferente. Y el elemento destacado además del templo es justamente una representación del arca de la Alianza.

Es difícil entender la Sinagoga Portuguesa más allá de su interés arquitectónico si no conoce un poco la cultura y la religión judía. Por lo que es recomendable visitarla conjuntamente con el museo histórico judío enfrente de la misma sinagoga. La entrada normal a la sinagoga también incluye el acceso a este museo además de un tercer edificio en el barrio judío, Hollandsche Schouwburg. Cuesta 12€ para adultos y es válida por un mes. Pero también se puede entrar sin coste adicional con un cupón tulipán de la Holland Pass o la Iamsterdam card. Si no tenemos cupones tulipán, presentando la Holland Pass se puede obtener la entrada con un 25% de descuento.

Amsterdam

La sinagoga esta abierta de domingo a viernes de 10 a 16h en verano de abril a octubre y de domingo a jueves de 10 a 16 y los viernes hasta las 14h en inverno de noviembre a marzo. La forma más sencilla de llegar es en tranvía, las lineas 9 y 14 tienen parada muy cerca, Waterlooplein. También hay lineas de metro, 51, 53 y 54 que paran en la estación también llamada Waterlooplein. Y tratándose de Amsterdam, es posible llegar en barco desde la estación central de Amsterdam.


Acerca de Dijuca

Viajera incansable desde 2005, aficionada a la tecnologia, a la fotografia y a todo lo signifique aprender, compartir y disfrutar.