Plaza de Rossio, Lisboa
Plaza de Rossio, Lisboa

Esta semana ha empezado la primavera y es un buen momento para caminar al aire libre aunque sea por la ciudad. En este caso lo hacemos por Lisboa para recordar parte del recorrido que hicimos con Inside Lisbon Tours como parte del BTLISBOANDO. Se trata de solo dos kilómetros del recorrido original que hacen cada sábado a las 10 de la mañana y dura unas tres horas por Baixa, Chiado, Barrio Alto y Alfama. Esta vez nos centraremos en la zona de Baixa al principio del tour. La zona de Baixa o Baixa Pompalina debe su nombre al marqués de Pombal que se encargó de reconstruir esta parte de la ciudad que quedó destruida por el terremoto del 1 de noviembre de 1755. Se trata de uno de los terremotos más devastadores de la historia con casi 9 grados en la escala de Richter y considerado el inicio de la sismología moderna (estudio de los terremotos) gracias a una precisa investigación que se llevo a cabo. El hecho de que hubiera que reconstruir toda la zona, hizo que se aplicaran criterios modernos de construcción y que se hicieran plazas, calles y avenidas más anchas de lo que eran. Gracias a eso podremos disfrutar de hermosas plazas y edificios en este paseo.

 

El recorrido empieza la plaza conocida como Rossio, que oficialmente se llama Pedro IV en referencia al rey de Portugal y emperador de Brasil entre los años 1822 y 1831. Había llegado a Brasil en 1807 con su familia huyendo de las guerras napoleónicas. El exilio de la familia real convirtió a Rio de Janeiro en capital del reino de Portugal y otorgando a la colonia Brasil el mismo status que a la metropoli hasta 1820. En ese año la familia volvió Lisboa excepto Pedro que quedó como regente y Brasil perdió sus privilegios. Lo que provocó la revolución para la independencia que se consiguió dos años después y como Pedro había apoyado a los nacionalistas brasileños en contra de su propia familia fue coronado emperador como Pedro I. En 1826 moría su padre Juan VI y a pesar de las divergencias con su familia decidió sucederle pero solo dos meses después tuvo que abdicar en favor de su hija María II.

Casa Alentejo
Casa Alentejo, Lisboa

Tras esta plaza, el recorrido del tour sigue por detrás del Teatro María II para llegar a la praça de Figueira, pasar por la Rua das Portas de Santo Antao que era una antigua entrada a la ciudad. Pero en nuestro recorrido pasaremos primero por la Igreja de Sao Domingos a la que ya dedicamos un post por su desgraciada historia antas de pasar por la Rua das Portas de Santo Antao para ver la casa do Alentejo. Se trata de un palacete árabe del siglo XVII, convertido en restaurante que sirve platos de la zona de Alentejo pero es posible entrar a ver su patio interior con elementos árabes tan característicos como los arcos de herradura.

De allí vamos a la praça de Restauradores, dedicada a la independencia de Portugal el 1 de diciembre de 1640 de la corona española. Poco más abajo de la misma plaza, esta la estación de Rossio. Durante años fue la estación principal de Lisboa con trenes a diferentes destinos pero actualmente solo salen trenes a Sintra. En su interior hay también un hostel. Es una estación pequeña construida en estilo manuelino en 1886 por el arquitecto José Luis Monteiro. En la fachada hay una estatua dedicada al rey Sebastiao representado por un niño debido a su juventud, falleció con 24 años. Por la muerte de su padre antes de que el naciera y de su abuelo fue coronado rey con solo tres años, siendo regentes su abuela y su tío abuelo hasta cumplió los 14 años. También aparece como caballero por lo mucho que le gustaban las armas, murió en Marruecos en una batalla. Al morir lejos de Portugal se creó un poco de leyenda sobre su figura, se le consideraba un gran patriota y una especie de rey durmiente o mesías que vendría a ayudar a Portugal en tiempos difíciles. Incluso hay teorías que no murió en esa batalla y que el cuerpo enterrado en el Monasterio de los Jerónimos no es el suyo. La estación de Rossio también tiene la curiosidad de estar los andenes ubicados en la planta superior una proeza de la ingenieria de la época.

Estación de Rossio
Estación de Rossio, Lisboa

Y de los andenes a la terraza para salir de la estación y llegar a la praça do Carmo. Saliendo de la estación antes de girar por la Calçada do Duque hay mural con tranvías pintado sobre la pared que vale la pena detenerse a ver. Pero nos toca seguir nuestro camino por el otro lado la Calçada do Carmo hasta la praça do Carmo. La praça Do Carmo fue el escenario de la revolución de los claveles de 1974 cuando los portugueses dijeron basta la dictadura que les oprimía reclamando el poder que les pertenecía con el Grandola Vila Morena. Ahora con crisis y los recortes siguen haciéndolo de una manera que ya nos gustaría aquí en España. En la misma plaza están los restos del Convento do Carmo hoy museo Arqueológico y un poco más allá el acceso superior al Elevador de Santa Justa donde terminamos el paseo con las vistas sobre la ciudad.

Vistas Mirador Santa Justa
Vistas desde el Elevador de Santa Justa

Para terminar aquí tenéis el mapa del recorrido con fotos hecho con tripline.net

De la Plaza de Rossio al Elevador de Santa Justa, un paseo por Lisboa

Los comentarios están cerrados.