El Hermitage de Amsterdam, Arte sin necesidad de Visado

hermitage-amsterdam

Cuando en una ciudad se encuentra algo que pertenece originalmente a otra produce una extraña sensación, algo así copiado no parece que tenga que ser nada bueno. Eso es lo habitual, a no ser que sea un museo y esté en Amsterdam y tenga como original uno de los grandes museos del mundo. El famoso Hermitage de San Peterburgo tiene desde 2009 una sucursal en la capital holandesa. Una sucursal que no intenta imitar al gran museo sino hacer llegar a más gente la colección del Hermitage.

Lo que más me llamó la atención fue el edificio donde se alberga el Hermitage de Amsterdam, se trata de un edificio del siglo XVII que fue una residencia de ancianos como Amstelhof. De estilo clasicista y grandes espacios perfecto para grandes exposiciones tanto permanentes como temporales. De exposiciones permanentes hay dos, una justamente sobre el edificio y su historia y la otra sobre las relaciones ruso-holandesas iniciada con la visita de Pedro I El grande de Rusia durante un viaje a Europa entre 1697 y 1698 hasta el siglo XXI.

Respecto a las exposiciones temporales, suele haber dos al año porque están programadas para durar 6 meses, lo que queda tiempo a visitarlas tranquilamente. La exposición actual esta justamente relacionada con Pedro el Grande y las relaciones entre los dos países que se podrá ver hasta el 13 de septiembre. Cuando termine esta exposición esta prevista una de pintores como Gauguin, Bonnard y Denis. Cuando lo visite en Mayo de 2012 se podia ver una exposiciones de maestros de la pintura flamenca como Rubens, Van Dyck y Jordaens de la colección del hermitage. Cuadros que fueron comprados en su momento por Catalina la Grande en el siglo XVIII que no se habían visto antes en los Países Bajos. Por la calidad de las exposiciones vale la pena visitar este museo para hacerse una idea de la colección del Hermitage. Y también porque para ir a Amsterdam no se necesita visado y en cambio para ir a San Petersburgo, se necesita visado, carta de invitación y algún papel más.

Para llegar podeis hacerlo desde la estación central de Amsterdam en metro con lineas 51, 53 y 54 y con el tranvía 9 parada Waterlooplein. El precio de la entrada para adulto es de 15€ y para niños de 6 a 16 años es de 5€ pero con la Iamsterdam Card o entregando un cupón tulipan de la Holland Pass no tiene coste.

Comments are closed.