paseo-por-belem
Hoy vamos a recorrer una preciosa zona de Lisboa, ya hicimos un paseo de Rossio a Santa Justa hace meses. Ambos paseos fueron parte del BTLISBOANDO del año pasado. Esta vez se trata de la zona de Belém en la desembocadura del Tajo con muchos puntos de interés para visitar en una sola tarde. Cultura, ciencia, historia y gastronomía se mezclan en ese lugar, así que hay entretenimiento para rato. El mejor lugar para empezar la ruta es el Mosteiro dos Jerónomios o Monasterio de los Jerónimos donde os dejará el tranvía 15 desde el centro. Fue construido en el siglo XVI para celebrar el éxito de la expedición de Vasco de Gama a las Indias.

claustro-jeronimos-lisboa

De estilo manuelino típico de Portugal que mezcla gótico tardía con renacimiento. Es un lugar con muchos usos, allí reposan los restos de varios reyes y personajes ilustres de la historia de Portugal, el propio Vasco da Gama entre ellos y escritores como Fernando Pessoa. También alberga dos museos, el de Arqueología y de la Marinha, al que me deben una visita. Lamentablemente no nos dio tiempo de entrar en esa ocasión, pero a mis padres hace un par de años que viajaron a Portugal si que les dio y volvieron impresionados. El edificio es uno de los símbolos de la Era de los Descubrimientos Portuguesa, cuando los portugueses con sus expediciones ponían en el mapa la costa africana y asiática buscando la ruta a la India, en esta zona hay unos cuantos lugares más de este tipo.

tumba-rey-monasterio-jeronimos

Dejamos el monasterio, cruzamos la praça do Imperio, la India y Brasilia que se llaman las avenidas de enfrente para empezar a caminar al lado de la desembocadura del Tajo. Da la sensación por la cantidad de agua y que hay embarcaderos que estas en una bahía con mar pero realmente es el rio Tejo como lo llaman los portugueses. Incluso más allá de donde puedan ver vuestros ojos sigue siendo río no mar. Aunque la confusión se da un poco más abajo en la Avenida Marginal, aquí podréis ver algo que os hará dudar si habéis cruzado el charco.

puente-25-abril-y-cristo-rei-belem

Uno es el puente colgante 25 de abril que recuerda al Golden Gate de San Francisco. Se trata de una infraestructura construida en los años 60 e inicialmente llevaba el nombre del dictador Salazar. Con la revolución de los claves y la instauración de la democracia optaron por cambiar el nombre por la fecha. Si el poder es del pueblo como dice el himno de la revolución, el puente aunque sea de peaje también.

puente-25-de-abril-belem

Pero este no es el único punto que parece estar sacado de contexto, de la bahía de San Francisco a la de Río de Janeiro. Aquí también una réplica del Cristo Corcovado, aquí llamado Cristo Rei, nada más cruzar el puente así que se distingue desde la otra orilla. El señor arzobispo patriarca del momento fue de viaje a Brasil y se prendó del Cristo Redentor y se emperró que quería uno. Por suerte no le fue nada difícil convencer al resto de obispos para construir uno en Lisboa. Pero esto no debía bastar que fueron los obispos a Fátima a pedir a Dios que Portugal no entrara en la segunda guerra mundial ofreciendo a cambio la construcción del Cristo Rei como agradecimiento en ese caso. Pues bien parece ser que las plegarias de los obispos fueron escuchadas y el dictador Salazar tuvo un momento de lucidez y para no meterse y estropear su alianza estratégica de muchos siglos con los ingleses decidió que el país permaneciera neutral en la segunda mundial. Así que tres años después de acabar la guerra pusieron la primera piedra del monumento y 10 años más tarde lo inauguraban con el señor arzobispo presente por supuesto.

cristo-rei-belem

Regresamos con la vista a la ribera del río donde estábamos para ver otro monumento también importante de esta zona. Un monumento que no podría explicar mejor las expediciones portuguesas del siglo XV aunque parezca el camarote de los hermanos Marx. Aunque eso lo haremos en la siguiente entrada, ahora es el momento de descansar un poco porque aun nos queda un buen trecho de paseo.

Paseando por dos descobrimentos en Belém Lisboa (I)

Los comentarios están cerrados.