fotografiska

Si me pierdo en Londres que me busquen en la National Gallery si lo hago en Estocolmo que vengan a buscarme aquí. En Estocolmo hay una gran oferta de museos y lugares de ocio, en nuestro viaje pudimos ver unos cuantos de ellos a cual más interesante pero ninguno tan original y donde se puede pasar el rato mejor que en este.

En 2010 abría sus puertas al pueblo un edificio art noveau de principios de siglo XX que había sido una antigua aduana para albergar un museo de una temática poco usual. Se trata del museo sueco de fotografía llamado Fotografiska. Pero más que museo es un centro de fotografía contemporánea donde se pueden ver exposiciones, asistir a conferencias, actividades, seminarios fotográficos, conciertos y comer en su restaurante disfrutando de las vistas del puerto.

Estocolmo 2013 489

Y por si fuera poco ofrece conexión wifi gratuita y algo que agradecemos muchos los viajeros tiene un horario muy amplio de domingo a miércoles de 9 a 21h y el resto de días esta abierto hasta las 23h. Esta situado en pleno puerto entre las terminales de cruceros de Birka Cruises y Viking Line.
Para más información de horarios y tarifas podéis consultar su web. Con la Stockholm Card tenéis entrada gratuita.

food-at-fotografiska

El horario tan amplio hizo que fuera un sábado por la tarde a visitar el lugar. Recuerdo que puede ver tres exposiciones, una retrospectiva de Cartier-Besson, una serie de fotografías en tono pastel azul de la fotógrafa sueca Anna Clarén y una muestra de arte digital de Ruud van Empel. Si tuviera que elegir una, sería la de Ruud van Empel que todavía me pregunto si las fotos son reales o no. Pero viendo las exposiciones no se acabó mi visita al museo, ese día había un concierto de un grupo sueco que sonaba muy bien en el Bistro Bar y mientras aproveché para cenar. Hay una buena variedad al mismo precio que podéis encontrar en otros restaurantes de la ciudad, pero seguramente sin concierto ni vistas ni mucho menos exposiciones.

Si vais Estocolmo, no dejéis de pasar un tarde noche en el Fotografiska aunque sea para ver las exposiciones y las vistas al puerto.

Fotografiska, un lugar para perderse

Los comentarios están cerrados.