El museo Nobel en Estocolmo, donde conocer todos sobre los Premios Nobel

museo nobel 640

El día 10 de diciembre de cada año se entregan en Estocolmo y Oslo, los premios más destacados del mundo, los premios Nobel. Se entregan desde 1901 por iniciativa de Alfred Nobel, el inventor entre otras cosas de la dinamita y fabricante de armas, que incluyó en su testamento. El señor Nobel quiso pasar por la historia por acciones mucho más digamos nobles, cuando fue consciente de la opinión que se tenia de él, al leer su propio obituario publicado por error. En 1888 falleció un hermano suyo, la prensa los confundió, y se publicó su necrológica donde le dedicaban piropos por el estilo, “le marchand de la mort est mort”, el comerciante de la muerte se ha muerto o el que se hizo rico encontrando maneras más rápidas de matar que nunca, ha fallecido. Si Alfred Nobel no era consciente de las actividades a las que se dedicaba no eran del todo éticas, a partir de ese momento no le quedó la menor duda y desde luego no le sentó nada bien descubrir que pensaban la gente de él. Entonces decidió que iba a hacer algo para no ser recordado por ese tipo de cosas y decidió que con su fortuna se crearan unos premios para reconocer la labor de personas que hubieran destacado en campos científicos, sociales y humanitarios. En ese momento fueron 5 premios, 3 científicos: física, química y medicina; literatura y el de la paz que se entrega en Oslo. Más tarde por iniciativa y una importante donación del Banco Central de Suecia se entrega el premio nobel de economía. Los 5 premios iniciales aparecen en su testamento entregado en el club sueco-noruego de París un año antes de su muerte indicando que organismos eran responsables de su selección y entrega. Los premios científicos y el de literatura corren a cargo de instituciones suecas y el de la paz a cargo de de una comisión del parlamento de Noruega. Alfred hizo su testamento sin consultar a ninguna de las instituciones implicadas, al principio todas dudaron incluido el rey de Suecia es quien debía entregar los premios ya que podían ser dados a extranjeros. Pero finalmente se dieron cuenta del potencial publicitario que eso podía tener para el país y decidieron aceptar. Hasta 1905 al rey de Suecia le correspondía entregar todos los premios en las ceremonias ya que era también de Noruega por una serie de acuerdos bilaterales conocidos como unión personal.

Estocolmo 2013 315

Así los premios se entregan cada año en el Stockholm Concert Hall que se puede visitar según me comentaron Adela y Raúl de Callejando por el Planeta con los que coincidí en Estocolmo. Más tarde tiene lugar un banquete en la sala dorada en el Stockholm City Hall del que hablamos hace meses y que la visita guiada se centra bastante en eso. Pero desde luego para conocer a fondo la figura de Alfred Nobel y los premios no hay que perderse el Museo Nobel ubicado en el centro de la ciudad al lado del Palacio Real de Estocolmo. Una exposición muy interactiva, sobre el origen, premiados y todas las curiosidades sobre los premios aprovechando cualquier rincón desde el suelo hasta el techo. Fácil y ameno, con la información presentada como preguntas del trivial a veces y que hace pase el tiempo sin darte cuenta. Dan tal cantidad de información que no recuerdo si comentaron incluso sobre la procedencia del vinagre que se sirve en el banquete de Estocolmo, del que se encarga el celler Augustus de Tarragona que visitamos durante el TBMCATSUR, crónica que podéis leer aquí. Pasar por todos los puestos multimedia y recordar todos los datos, debe ser imposible pero no os olvidéis de mirar al techo de vez en cuando para intentar reconocer a algunos de los laureados con los premios por las imágenes que va pasando colgadas del techo.
Aunque en el museo se habla también de la vida de Alfred Nobel, al salir no seréis capaces de acordaros a que se dedicaba, con lo que consiguió con creces su objetivo de ser recordado por acciones mucho más benéficas.

Estocolmo 2013 473

El museo Nobel también ofrece exposiciones temporales y actividades para familias y grupos escolares. En verano abre todos los días de 10 a 18 excepto los martes hasta las 20. En invierno desde mediados de septiembre hasta mediados de mayo abre de martes a domingo de 11 a 17, aunque los martes cierra también a las 20 igual que en verano y los lunes esta cerrado todo el día. La entrada normal cuesta 100kr, es gratuita los martes por la tarde a partir de las 17 y con la stockholm card.

Comments are closed.