Un recorrido por la Tarragona no romana

tarragona no romana 640

Tarragona, la antigua Tarraco es la ciudad romana por excelencia, una de las ciudades de Hispania más importantes en su momento. Donde abren un zanja y aparece un mosaico, una ánfora o el casco de un legionario romano. ¿Pero es todo romano en este ciudad? Por supuesto que no, aunque la mayor parte de la oferta turística de Tarragona tiene su origen ahí, pero otras épocas también han dejado su huella en la ciudad con edificios y monumentos dignos también de visitar. Y eso es justo lo que haremos en este post un recorrido por la Tarragona de menos de 2000 años.

Tarragona además de romana es un ciudad que mira al mar y el mejor lugar para empezar este recorrido, es justamente un mirador, conocido como el balcón del Meditérraneo para divisar toda la costa de la ciudad y algo más allá. Lo que no hay que olvidarse es de tocar la barandilla al mirar, porque dicen que así se regresa de nuevo a la ciudad.

TBMCATSUR Tarragona y Terres de Ebre

Después de cumplir con la tradición de tocar la barandilla del balcón, se puede subir por la Rambla Nova (Nueva) y descubrir una de las joyas modernistas de la ciudad el Teatro Metropol rehabilitado hace algunos años. Existen muchos más edificios modernistas en la ciudad que podéis conocer con esta ruta modernista que propone con indicaciones Turismo de Tarragona en su web. También pasear por la Rambla ancha y algo más tranquila que la más conocida de Barcelona.
Existe otra rambla conocida como vella (vieja) que no invita tanto al paseo como la Nova pero nos puede llevar hasta nuestro siguiente punto, la plaça de la Font, (plaza de la fuente) donde está situado el ayuntamiento de la ciudad y muchos bares y cafeterías para tomar un aperitivo o una merienda a media tarde.

Al lado de las gradas del antiguo circo romano de Tarragona #tbmcatsur

Desde la plaza de la Font nos adentraremos en las callejuelas antiguas para detenernos en otra plaza, la del sedassos. Un sedàs o cedazo es un recipiente con una malla agujereada para separar materiales de diferente grosor. Allí hay un monumento de interés romano pero pasa desaparcibido ante la fachada bellamente pintada del estudio del pintor Arola. Aunque no lo parezca antes del indicador del nombre de la plaza es pintado. Una muestra excelente de arte callejero en la que vale la pena detenerse.

Más adentro en esta parte antigua de la ciudad, en la calle Major encontramos el antiguo ayuntamiento de la ciudad convertido en oficina de turismo y lugar de celebración de eventos al que se accede por un patio. Ese fue el escenario de una de las actividades del Travel Bloggers Meeting que se hizo en Tarragona, debido a las condiciones climatológicas que hicieron cambiar el lugar inicialmente previsto que no recuerdo si fue comunicado por la organización.

TBMCATSUR Tarragona y Terres de Ebre

Y terminamos el recorrido al final de esa misma calle, en la catedral de Santa María visita muy recomendable que comentamos en este post. No os perdáis la subida al campanario y la vista de pájaro de la ciudad.

Comments are closed.