consejos-para-una-escala-en-guayaquil
En nuestro viaje a Ecuador además de hacer escala en Lima a la ida, nos tocó a la vuelta hacer escala antes de dejar el continente americano en Guayaquil. El tiempo de escala previsto era de 4 horas por lo que no pensé en salir a conocer la ciudad. Y tampoco tuve demasiadas ganas al encontrarme con el calor sofocante de Guayaquil. Algo así como el calor húmedo de Mallorca en agosto, pero en la costa ecuatoriana a finales de abril. El aeropuerto de Guayaquil o José Joaquín de Olmedo, código IATA GYE para reconocer la escala o buscar vuelos allí, es una aeródromo relativamente moderno y grande. No es tan moderno como el de Quito que es mucho más nuevo, pero quizá algo más grande y en teoría el más importante del país. La mayoría de vuelos internacionales aterrizan aquí igual que para los vuelos a Galápagos tanto a Baltra o San Cristóbal implican escala en ese aeropuerto.

El aeropuerto igual que el de Quito está divido en terminal nacional para vuelos internos e internacional para vuelos al exterior. Entonces desde Quito se llega a la terminal nacional y según el destino de nuestro vuelo tenemos que pasar a la otra terminal o no. Cómo no llegué a hacer el viaje a Galápagos, no puedo dar información sobre esa escala, si hay algún trámite adicional a realizar el aeropuerto previo al embarque, los que si lo hicieron fueron los amigos de Chavetas y aquí podéis ver las explicaciones en su blog.

Trámites para una escala internacional

Si en el vuelo anterior ya nos han facturado el equipaje a destino final, hay que ir directamente a la zona de embarque internacional. Si no es así, recoged el equipaje y salid con él a la zona de llegadas. La facturación se encuentra en el piso inferior, así que dirigiros ahí para volverlo a documentar.

Si no tenéis que facturar de nuevo, podéis ir directamente a la zona de embarque internacional saliendo de la zona de llegadas nacional hacia la izquierda. Hay una tienda de República Cacao al lado de la entrada. Es importe pasar a la zona de embarque como mínimo 90 minutos antes de la salida del vuelo. A diferencia del aeropuerto de Lima que enseguida os quieren en la zona de las puertas de embarque aquí no es buena demasiada antelación. En Lima te pueden faltar diez horas para tu vuelo que ya te mandan para allá aunque no haya nada que hacer, no hay wifi si no es pago, algunos enchufes y pocas tiendas. En Guayaquil te avisan de los 90 minutos antes pero que tienen que ser menos de 3 horas y se supone que tenéis que saberlo aunque sea la primera vez que piséis el aeropuerto.

pantalla-aeropuerto-de-guayaquil

A mi me faltaban 4 horas y no tenía que volver a facturar, así que poco tenía que hacer. En esa parte del aeropuerto no hay wifi y hace mucho calor, a parte de comprar chocolate, ir al baño y pasearte un poco hasta por la zona de facturación, no hay mucho en que ocupar el tiempo para pasar el rato suficiente. No vale que les digas que has llegado en conexión desde Quito, para bien o mal los ecuatorianos son inflexibles, pero como se miró mi pasaporte y tarjeta de embarque, mirando su reloj el empleado del aeropuerto, parecía que me vacilaba. Así que os aviso para ahorraros el mal rato.

Una vez pasado el control previo, toca control de pasaporte con sellado de salida y pasar por un escáner corporal completo, te hacen como una radiografía rápida. Esto es para evitar el tráfico de drogas, que no se digan que no miran, porque realmente hacen buenos controles. Me pareció más molesto el control de la entrada que esto.
Y por último antes de llegar a la zona de las puertas de embarque, el control de equipaje normal de cualquier aeropuerto del mundo con líquidos incluidos. Para vuelos nacionales si que se pueden llevar de cualquier tamaño y por eso mantienen zonas diferenciadas de embarque entiendo.
Una vez pasado todo esto se llega a la zona de puertas de embarque, con wifi y enchufes y algunos restaurantes y tiendas. Pero eso si el mismo calor de abajo, de Mallorca en pleno agosto, se pasa algo mejor que arriba eso si.

Trámites de Embarque

En el puerta de embarque hay un control documentación, tarjeta de embarque y pasaporte, en ese momento deben mirar temas de visados si son necesarios y alguna otra revisión necesaria. Y después de esto al avión a buscar tu lugar y prepararte para el vuelo, que en estos aviones grandes tiene su qué. Y si todo va bien, el avión despega y listo, pero si no armaros de paciencia, porque si os pasa como a mí poco se puede hacer.
En caso de retraso, no se desembarca el vuelo, hay que esperar en el avión. Mi experiencia completa, la podéis leer en el post sobre los vuelos a Ecuador. Algo que supongo que será la política del país, porque en los vuelos con escalas, que existen por ejemplo Lima – Quito – Cali, los pasajeros que van a Cali en Quito no les dejan bajar.
Si tenéis algún problema aquí está la información sobre legislación de Ecuador en cuánto a retrasos y cancelaciones, lo que sin poder bajar del avión es un poco complicado ejercer los derechos de uno.
Y tranquilos, que peor que a mí es difícil que os vaya, porque a mi tampoco me ha pasado nada peor que esto, toquemos madera.

Consejos para una escala en el aeropuerto de Guayaquil