Queen Maeve Trail la mejor forma de disfrutar de las vistas de Knocknarea en el oeste de Irlanda

queen-maeve-trail-la-mejor-forma-de-disfrutar-de-las-vistas-de-knocknarea-en-el-oeste-de-irlanda

En nuestro último viaje a Irlanda dedicamos un día a hacer un recorrido a pie por los alrededores de Sligo, una pequeña población situada al oeste de la isla esmeralda frente al Oceáno Atlántico. Allí llegamos una mañana de domingo desde Galway para realizar la queen Maeve trail un sendero habilitado unos meses atrás para subir a Knocknarea o Cnoc na Riabh . Cerca del mar, dónde todo son llanuras destaca esta pequeña montaña sobre la que existe una leyenda peculiar, se le supone el lugar dónde está enterrada la reina Maeve que da nombre al sendero.

20161002_125753

Maeve era una diosa reina celta muy valiente y decidida que gobernaba esas tierras de forma justa y pacífica pero capaz de entrar en combate si era necesario. Se relaciona con la belleza y la salud femenina, se podría decir que con la fertilidad pero es mucho más que eso, no es cuestión de tener hijos o no simplemente. A parte de ser una reina valiente y decidida era seguramente muy lista porque no pudo haber elegido mejor lugar para ser enterrada, en lo alto de una colina con vistas al oceáno. Que seáis seguidores de la mitologia celta o no, es quizá disfrutar de estos parajes a vista de pájaro la mejor excusa para hacer esta caminata.

20161002_153714

Knocknarea tiene unos 327 metros de altitud lo que hace que la subida no esa excesimente complicada si se lleva calzado adecuado y se tiene una mínima preparación física. Está bien señalizado desde el inicio y durante el camino cuenta con ayudas como escalones de madera llamados en inglés bog bridges para facilitar tanto el ascenso como el descenso. Además que permiten disfrutar del paisaje al poder hacer el camino con más calma. Apenas vimos turistas ese día, pero lo que si vimos gente local sobre todo familias que hacían parte del camino.

20161002_132455

El camino se divide en tres partes una subida entre campos con algún que otro animal pastando con un silencio que te concentra en mirar hacía el frente y hacía atrás para ver el terreno como se va reduciendo de tamaño y la bahía se muestra inmensa. Y cuando parece que ha terminado con el paisaje que empieza a ser más de bosque, es realmente cuando empieza el camino o la parte más complicada de esta ruta. Aquí se encuentra una señalización con el mapa y una pequeña explicación de la montaña y la ruta a seguir.

20161002_132036

No hay muchas más indicaciones pero no es nada dificil seguir el camino hacia la cima dondé está el montículo de piedras sobre el que descansa Maeve. Si la primera parte era hermosa por los vistas de abajo del mar, esta segunda lo es por las de alrededor con el bosque que atraviesa. Gracias a los bog bridges que van a apareciendo no se hace tan pesada la subida pero no hay que olvidar que si ha llovido pueden estar resbaladizos los escalones y las piedras que se pueden encontrar más allá. Y por último la tercera parte que lleva hasta la cima es un sendero más natural y bastante llano que ese día tenía charcos de lluvias anteriores que dificultan un poco el paso por humedecer el terreno. Por último hay que tener en cuenta que al no haber árboles ni casi vegetación en la cima, puede haber viento de hacer volar las cosas y de hacer sentir frío aunque haya sol.

20161002_141503

En la cima, a parte del montículo y piedras escampadas por doquier no hay nada más, no hay mesas ni sillas para picnic, más abajo si que hay alguna para comer aunque no parece haber prohibición alguna al respecto. Tampoco hay papeleras por lo que los restos de comidas que se hagan y otros residuos que se generen hay que llevarlos colina abajo. Lo que no se puede seguro es llevarse ni un piedra del lugar, al contrario, justamente la costumbre es traer una piedra o roca de otro lugar y dejarla allí antes del descenso a Sligo. La bajada se hace mucho más rápida que la subida por supuesto aunque os quedéis mirando el paisaje de frente. Hay un momento del camino en que se encuentra una foto panorámica dónde se explica cada parte de la vista, hay una playa, unos riscos,etc. Se trata de un paisaje muy completito y que vale la pena todo el esfuerzo realizado.

20161002_131018

Como llegar a Sligo

Para poder disfrutar de estas hermosas vistas y una jornada al aire libre hay que llegar a la población de Sligo al oeste de Irlanda. Está a más 200km de Dublín, a unos 140km de Galway o Derry en Irlanda del Norte. Existe estación de tren con servicios a/ desde Dublín que tardan unas 3 horas.

También cuenta con estación de bus con líneas que llevan a diferentes lugares del país incluso al aeropuerto de Dublín. En nuestro caso fuimos desde Galway en bus, en 2h30m con la línea 64 que lleva hasta Derry (Irlanda del Norte) de Bus Éireann por 20,90€ ida y vuelta que se pueden comprar en su web.

Una vez en Sligo, para llegar al inicio del camino hay tomar otro bus línea S2 enfrente de la estación de autobuses al lado de un supermercado. Pasa cada hora en fin de semana con horarios indicados en un post que marca la parada. El billete de ida y vuelta son 5€ comprado en el bus. En la web de Bus Éireann están tambien los horarios y se pueden comprar los billetes por 4,76€ ida y vuelta. Al conductor le teneís que indicar que vais a hacer el Queen Maeve Trail para que os deje cerca de la gasolinera dónde hay que cruzar la carretera para empezar el camino. En esa gasolinera hay un supermercado y baños aceptables. En la estación de autobuses también hay baños, wifi y una pequeña cantina para tomar y comer algo.

Para regresar volveís al mismo sitio dónde os dejó el bus para cogerlo de vuelta. No hay indicación de parada pero a nosotras el conductor del autobús nos vimos cuando iba en dirección a Strandhill que es dónde termina la línea y nos hizo subir para después ir a la estación al empezar el recorrido en el otro sentido.

Más Fotos

Knocknarea Queen Maeve Trail

Mapa

Deja un comentario