El Castillo de Bellver, museo, prisión y bosque

castillo de bellver 640

Uno de los lugares de mi propia ciudad que está más vinculado a mi infancia, es sin duda el castillo de Bellver. Un castillo que bien podría ser el protagonista de mil y un cuentos, ubicado sobre un colina y rodeado de un bosque. Cuando era pequeña iba a jugar al parque en dos pisos que hay en los pies de la colina, de esos sitios que tienes que entrar cruzando la reja entreabierta.

El parque sigue en pie, mejorado y más abierto al público si no es por la entrada de la calle Polvorin, bajando desde el castillo esta señalizada la ruta hacia el parque. Como el resto del bosque que esta perfecto para ir a hacer senderismo o correr por los caminos señalizados para llegar arriba del castillo desde la entrada cerca del acceso asfaltado de la calle Camilo José Cela que se accede desde la avenida Joan Miro.

La primavera del año pasado estuve con un amigos haciendo el recorrido que no supone demasiado esfuerzo. Aunque se puede subir en coche o en el bus turístico, andado por el bosque igual podéis encontrar la sección montada de la policía local donde por supuesto cuidan allí sus caballos.

Llegar hasta el castillo de Bellver tiene por supuesto su recompensa, primero por las vistas a la bahía de Palma, a la serra de Tramuntana y otras partes de la isla, haciendo honor a su nombre de bello ver. Y no solo es interesante por su vista, el castillo tiene un gran interés arquitectónico, es como la mayoría de edificios de la isla de estilo gótico y presenta una forma poco habitual con un patio de armas circular.

De pequeños nos decían que era el único castillo redondo del mundo, no es para tanto como siempre pero tiene su merito.

castillo de bellver

Fue construido como residencia real pero destacó como fortificación e incluso como prisión. En su época de prisión durante el siglo XVIII una de las celdas estuvo ocupada por el escritor y político Gaspar Melchor de Jovellanos que documentó el castillo y como todo los presos marcaba en las pierdas de marés los días de cautiverio.

Esos grafitis han dado pie a que visitantes ocasionales siglos después pensaran que ellos podían hacer lo mismo y dejando las rocas en mal estado, lo que es una autentica lástima. El castillo fue cedido a la ciudad durante la segunda república lo que no evito que durante la guerra civil también fuera usado como presidio nuevamente con 800 reclusos republicanos incluido el alcalde de la época Emili Darder y el artífice de la donación, el diputado Alexandre Jaume.

castillo de bellver

Afortunadamente en la actualidad esta destinado a usos más pacíficos, desde 1976 alberga el museo de historia de la ciudad. Además y sobre todo en verano es escenario de conciertos de musica clásica mayoritariamente con varios festivales en su patio de armas. El domingo siguiente al de Pascua, se celebra el diumenge del Ángel con una serie de actos festivos.

Este año se tuvo que suspender por mal tiempo pero es una celebración que congrega a mucha gente. También hay visitas guiadas al castillo donde enseñan la celda donde estuvo el político asturiano y enseñan además instrumentos de tortura y unas visitas específicas que se hacen una vez al mes de la Torre del Homenatge (Homenaje) que es la torre más alta del castillo. Y como curiosidad al ser cedido al ayuntamiento se puede solicitar para celebrar uniones civiles con bastante antelación y pagando una tasa extra.

castillo de bellver

La entrada general al castillo cuesta 4€ para los adultos, gratis para los niños menores de 14 años con descuentos para estudiantes, pensionistas y para residentes en Palma. Los domingos la entrada general es gratuita pero esta cerrado el museo. La taquilla esta abierta los lunes hasta las 13 y el resto de días hasta las 17h en inverno, 18h en otoño y hasta las 20h de mayo a octubre. Solo esta cerrado el día navidad y año nuevo y puede haber cambios de horarios de apertura por actos protocolarios del ayuntamiento. Más información la podéis encontrar en la web del ayuntamiento de Palma

Pero aunque se visite el castillo o no, es uno de los lugares de visita obligada en Palma, para ver la vista o pasear por el bosque.

4 comentarios en «El Castillo de Bellver, museo, prisión y bosque»

Los comentarios están cerrados.