Aplicando el manifiesto de Slow Blogging de Somos Viajeros

Imagen de Somos Viajeros
Imagen de Somos Viajeros

Después del resumen viajero de 2012, no veía claro el post para publicar esta semana en Social Media Travel. No sabia si hacer una recopilación de los mejores videos de 2012, los viajes de otros que hemos seguido o revisar aplicaciones móviles. Hay momentos en los que no puedes concentrarte en escribir en el blog porque además de bloguera soy persona y tengo una vida más allá de las redes sociales y a veces no doy a basto. Y si doy a basto a veces es a costa de quitar tiempo a otras cosas como salir a pasear o dormir y eso a la larga no es bueno. Así que cuando leí el manifiesto de Slow Blogging de Somos Viajeros no pude estar más de acuerdo. Esto de bloguear puede llegar a un punto de obsesión, que si las visitas, los comentarios, que si hay que escribir tanto o cuanto y perder la esencia real de toda esta historia. Al fin y al cabo se trata de viajar y compartir simplemente. Y por tanto aplicarnos los puntos del manifiesto a partir de ahora en lo que se posible, así que para empezar este el post de Social Media Travel de esta semana, una preocupación menos. Así que vamos punto por punto del manifiesto.

1. Google no es slow. Pinguïnos y pandas tienen que volver a ser los maravillosos animales que han sido siempre, no actualizaciones del buscador todopoderoso que nos tiran las visitas por tierra. Antes el contenido que Google, adiós a los plugins de Seo que te hacen usar 20 veces la misma palabra que hay que meter con pinzas. A mi me enseñaron que existían palabras sinónimas, singulares y plurales que me gusta utilizar. También batallitas a veces que contar antes de entrar en materia y usar el susodicho keyword. Prefiero escribir para personas y por lo que estoy viendo este sistema no le desagrada. El mundo sigue girando sin el plugin de Seo ni otros artificios, hay que hacer algún ajuste pero todo sigue en orden.

2. La única regla es que no hay reglas. Yo diría más bien que Todo esta inventado y todo esta por inventar. Como todo en la vida, el sentido común y una buena intuición es lo que hace que las cosas salgan bien. Lo que a ti te gusta, gustará también a los demás, lo que no te guste puede ser más difícil que guste también. Siempre había pensado que era una friki con el tema de ver los horarios de los vuelos en tiempo real pues gracias al post que publiqué al respecto he descubierto que no debo ser la única ya que lleva desde que se publico en 2011 entre los posts más visitados del blog.

3. Relaciones virtuales o personales. Reconozco que a veces que he dejado de quedar con amigos porque me tocaba escribir un post. No es que me tocara pero en mi organización de tareas había decidido que ese era el momento para escribir y en eso soy muy maniática. Reorganizarme no es difícil pero no todo puede girar alrededor del blog ni de mi siempre, que no se tarda tanto en escribir a veces.

4. No hay blogueros buenos y blogueros malos. Un poquito de slow por favor.
No somos quien para juzgar a nadie, un blog personal son las experiencias de cada uno como se prefieran contar. Las visitas, la temática, como escribe el bloguero o bloguera decide si un blog es bueno o malo? Tiene que decirlo uno mismo que es bueno o malo o tienen que decirlo lo demás? Hay que ganar concursos, encabezar rankings, tener premios? pero no hemos dicho antes que no hay reglas?

5. No soy influenciador. Soy un simple bloguero.
Influenciador es una palabra que da bastante respeto, buscas la palabra influenciar en el diccionario y te remite a influir. Influir significa según la RAE, ejercer predominio o fuerza moral sobre otra persona. Y eso implica una gran responsabilidad, demasiada para ser un simple blogger no os parece? La cuestión es mucho más simple, escribir porque nos parece interesante y puede ser útil para otros, que así es, fantástico.

6. No hay grandes y pequeños viajes que contar. Hay experiencias que transmitir.
Como mi experiencia viajera es limitada en grandes distancias, no puedo estar más de acuerdo, este ya lo tenemos aplicado.
7. Un slow blog no se mide con números.
Hay números que son bonitos si y ver crecer tu blog en visitas es precioso. Pero si has tenido que tener la tecnología a raya, como ha sido mi caso eres consciente de que los números no son importantes. Me gusta, por que no decirlo ver que hay visitas de 3 cifras en mi blog cada día pero prefiero mucho más el comentario de algún visitante desconocido o no que le ha sido útil, que pide o da más información al respecto de algo. Que haya conversación en definitiva, y curiosamente en eso seria lo que me fijaría en un hombre, antes que en la cuenta bancaria en el ejemplo que aparece en el manifiesto original.

Aunque no tenga niños con los que ir a jugar, no tengo ganas de añadir mas puntos al manifiesto y si de cerrar esta tarea para pensar en otras de forma slow.

5 comentarios en «Aplicando el manifiesto de Slow Blogging de Somos Viajeros»

    1. si y el slow life de paso. La vida es muy corta para preocuparse por según que cosas. 🙂

Los comentarios están cerrados.