El palacio del Inquisidor de Birgu, la inquisición y los belenes en Malta

palacio inquisidor malta 640

Volvemos a hablar de Malta esta semana, para hacerlo de un lugar que se encuentra en la ciudad que me pareció la más hermosa de ellas. Se trata de la ciudad de Birgu o Vittoriosa, una de las tres ciudades que alberga un lugar que por el nombre pensaríamos que estaría en España. Por que representa a algo que hasta ese momento yo pensaba que solo se había dado en España en la edad media hasta el siglo XIX. Después de ver en Malta, un lugar llamado palacio del inquisidor, inquisitor’s palace, esta claro que no, que el Santo Oficio no se restringió solo a la corona de en Castilla (sobre todo en las colonias españolas) o Aragón en la época. Lo que yo recordaba de eso, era que se dedicaban a perseguir judíos y musulmanes para se convirtieran al catolicismo so pena de quitarles todos sus bienes y expulsarlos del país o matarlos. Hay lugares como en Mallorca que ni convertidos los dejaban vivir en paz, los seguían señalando con el dedo y llamándolos despectivamente xuetas, que viene de xuia en catalán que significa panceta, algo que en teoría no podían comer. Al menos hasta el siglo XX los judeoconversos mallorquines o los que se sospechaba que lo era, siguieron estando mal vistos por la sociedad de la isla.

Travelling Dijuca Malta

Pues bien, como si no fuera suficiente esa no era la principal misión de la inquisición, empezaron persiguiendo a los cátaros a finales del siglo XII y a gente de ciencia como Galileo Galilei por decir que la tierra giraba alrededor del sol además de cualquier que pasara por ahí acusándolo de brujo sobre todo bruja si convenía. Todo ello con el propósito de enseñar a la gente a practicar correctamente la fe católica. Algo curioso porque el cristianismo es una religión con pocos preceptos comparada con su predecesora la judía que esta casi todo regulado. En el cristianismo solo hay diez mandamientos, que se pueden resumir en dos y hasta en uno, la idea era simplificar todo para diferenciarse y de repente en alguno momento se les ocurre meter un tribunal que lo vigila todo y dice que el que no haga las cosas como ellos dicen, ya es malo y hay que matarlo. Por suerte, los diferentes tribunales que existían fueron siendo abolidos excepto uno en de la Inquisición Romana, el que condenó a Galileo Galilei que en 1964, se reformó y cambió de nombre, ahora se le conoce como Congregación para la doctrina de la fe.

Travelling Dijuca Malta

Justamente esa, la Inquisición Romana fue la que llegó a Malta en 1575 y el Palacio de Vittoriosa es uno de los pocos edificios, residencia, tribunal y prisión que se conservan. En la mayoría de lugares optaron por no conservar nada como en Palma que la zona que ocupaba es hoy en día la plaza Mayor. En Malta terminó de repente en 1798 con la invasión francesa, que le dieron al inquisidor de turno 48h para abandonar la isla. Pero curiosamente se guardaron archivos de los procesos que se conservan en la catedral de Mdina para ser estudiados. Y el palacio es actualmente un museo de etnografía centrado en la religión católica empezando justamente por ese episodio tan oscuro como es el de la inquisición y como funcionaba el palacio en aquella época. También hay una exposición de objetos religiosos y la explicación de la liturgia, parafernalia lo llamarían algunos. La religión es algo muy importante para los malteses, una parte importante de sus costumbres y eso es lo que quieren mostrar. Y una costumbre relacionada con la religión y muy de estas fechas, igual que aquí es la de armar belenes y una parte muy importante de la exposición esta dedicada como se fabrican las piezas y se montan lo que en inglés, palabra que pensaba que no existía porque no creo en Londres exista esta tradición, se llaman cribs.

Travelling Dijuca Malta

Con la exposición de los belenes o cribs se termina la visita al palacio, un manera perfecta de contrarrestar la primera parte de la exposición tan trágica. Y es lo que más queda de la visita al palacio y la razón principal para llegar hasta Birgu. El Inquisitor’s Palace abre todos los días de 9 a 17 pero hay que llegar antes de las 16:30 para visitarlo. La entrada individual cuesta 6€ pero hay entradas combinadas para visitar otros lugares de la ciudad, que allí mismo podéis comprar. Para llegar desde La Valetta, se puede hacer en bus, lineas 2 y 3 hasta la puerta de la muralla y después seguir andado. En la misma parada se toma el bus de vuelta, el 2 termina en Birgu su recorrido y el 3 continua hasta Kalkara.

A %d blogueros les gusta esto: