Qué ver en Huesca en 1 día (I)

Hace unos meses pude visitar Huesca gracias a la invitación para asistir a un evento en la comarca de Somontano. Mi estancia fue de menos de 24h pero dividida en 2 días. Era la segunda vez que visitaba la comunidad autónoma de Aragón. Con 6 años fuimos a pasar el día a Zaragoza, pero lo único que recuerdo fue el frío y que fuimos un restaurante que no tenía carta impresa. Así que esta visita es casi como la primera.

Huesca, es una ciudad interesante para visitar en un día por su tamaño. Generalmente lo que más me sorprendió fue la arquitectura de sus edificios al lado del parque Miguel Servet y las calles más principales del centro. Lo que más se suele recomendar de Huesca, es la visita al Casino de Huesca. Se trata de un edificio modernista ahora de propiedad pública, que fue usado como su nombre indica como casino. Pero la ciudad cuenta con más lugares de interés de los que hablaremos en el apartado de Que ver en Huesca.

20190213_141014
Plaza de Navarra, frente al Casino de Huesca

Cómo llegar a Huesca

Huesca por su ubicación parece que es complicado de llegar para visitar sólo un día. Aunque la provincia cuente con aeropuerto, este no es muy operativo pero tiene otros medios de transporte que la conectan con otras ciudades de España.

En Huesca existe estación de tren y de Ave, desde Madrid y Zaragoza. Desde Madrid existen trenes directos que en solo 2h y 20 min, con dos servicios por día y sentido. También existe la opción de hacer transbordo en Zaragoza, implica una hora más pero igualmente es la mitad de lo que se tarda en coche.

Desde Barcelona se puede ir en bus y se tarda en 3 y 4 horas según las paradas que haga. Existen hasta 6 servicios. También está menos de 2 horas de Lleida.

También está a 3h y media de Bilbao y a 2h y media de la playa de Salou. Distancias que para la gente de la península son muy razonables. Aunque también da la idea que la ciudad no está tan a desmano.

20190214_103816
Kiosco de Música en le parque Miguel Servet

Qué ver en Huesca en 1 día

La primera evidencia histórica de Huesca es del época íbera como Bolskan. Más tarde la ciudad fue conquistada por los romanos, visigodos, árabes hasta que volvió a ser cristiana. Su nombre pasó de Osca a Wasqa, por influencia del aragonés Uesca hasta que con la reconquista cristiana se quedó con Huesca.

Como hemos dicho antes la ciudad cuenta con algunos lugares de interés que vale la pena visitar, como el casino de Huesca, el parque Miguel Servet y zonas de su centro histórico como explicamos más adelante.

20190214_105737
Subida la primer piso del Casino de Huesca

1.Casino de Huesca / Círculo Oscense

En la plaza de Navarra se encuentra este edificio modernista construido para ser un casino del círculo Oscense. Los socios decidieron convertirlo en casino de juego, se pueden ver las antigua meses de juego pero el edificio destaca por su arquitectura modernista. Actualmente se usa para actividades culturales y tiene además una cafetería y un restaurante.

Está abierto al público y vale la pena realmente ver el interior. En la planta superior además de las salas de juego con las mesas expuestas aunque no se usen de casino, se puede ver una biblioteca con sus estanterías de madera. A mí me recordó al parlamento de las islas Baleares, edificio también modernista pero este es más pequeño y mucho más fácil de visitar. En su momento el parlament fue la sede de una sociedad de ricos llamada también círculo. Tanta coincidencia, es un poco llamativo, alguien debió copiar a alguien.

20190214_103251
Las Pajaritas de Ramón Acín, monumento a la papiroflexia en el parque Miguel Servet

2. Parque Miguel Servet

Aquí se encuentra la casita de Blancanives que usamos para anunciar el post de esta semana. Se trata de un parque de casi 7 hectáreas que une el centro histórico con el ensanche de la ciudad. Se inauguró en 1930 aprovechando los jardines de un palacete derribado a finales del siglo XIX.

La casita de Blancanieves es un biblioteca infantil que se construyó en la ampliación del parque en los año 60. Aunque es algo muy llamativo no es el símbolo del parque. Lo más conocido del parque y casi de la ciudad, son las Pajaritas. Ese monumento es obra de Ramón Acín y representa la papiroflexia. Acín tuvo un final parecido al de Servet, uno condenado en la hoguera por hereje a pesar de sus descubrimientos anatómicos y el otro fusilado por los franquistas al principio de la guerra civil.

El parque tiene zonas con arboles y animales. Cuando lo visitamos a mediados de febrero, estaban reparando algunas zonas. En otras épocas del año se debe ver algo diferente a como lo vimos, aún así no deja de sorprender.

20190214_104159
Una de las casas de la calle del Parque

3.Arquitectura de la calle del Parque

Una de las calles que rodean el parque, llamada así mismo, se pueden ver una serie de edificios algunos de instituciones, como no, que datan más o menos diría que de la época del parque. Algunos en mejor estado que otros, pero vale la pena pararse a ver las diferentes fachadas.

No he encontrado referencias de las casas, pero me parece un punto de interés.

20190214_084315
Plaza del Mercado, vista de la oficina de Turismo

4. Plaza del Mercado

Situada ya en lo que es el centro histórico, y era dónde se encontraba el mercado de la ciudad. Su nombre oficial es Plaza Lopez Allué o Plaza Mayor. Los arcos de los edificios recuerdan a otras plazas mayores de otras ciudades españolas.

Actualmente lo más parecido al mercado es la tienda de ultramarinos, La Confianza. Es uno de los establecimientos más antiguos de la ciudad que mantiene la decoración de antaño. También hay una oficina de turismo y un museo pedagógico.

La próxima semana seguiremos con más lugares de interés y recomendaciones de dónde comer en Huesca.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.