Categoría: Holanda

Recomendaciones para visitar en Holanda

Rijksmuseum, mucho más que pintura holandesa

Rijksmuseum, mucho más que pintura holandesa

Rijksmuseum 640

El último día que estuvimos en Amsterdam antes de ir a la estación de Amsterdam Centraal para subir al Thalys para ir a Bruselas, visitamos el considerado el museo más impresionante de Amsterdam, el Rijksmuseum. Lo dejamos para el final porque utilizamos el cupón de tulipán de la Holland Pass. La iamsterdam card no se admite en este museo.

El Rijksmuseum
es un edificio de ladrillo rojo parecido a la estación central del post anterior ya que comparten arquitecto Pierre Cuypers. Inaugurado en 1800 en La Haya, pocos meses después del museo del Louvre en París. En 1808 por orden del Luis Napoleón hermano de Napoleón Bonaparte se traslado al Palacio Real de Amsterdam, ocupando el edificio actual en 1885 en Museumplein cerca del museo Van Gogh.

Amsterdam

Museo del Reino es la traducción literal de Rijksmuseum que empezó siendo conocido como Galería Nacional de Arte. La mayor parte del museo esta todavía dedicada a la pintura sobre todo holandesa de todas las épocas. Destaca sobre todo la parte dedicada a los tres grandes maestros del siglo de Oro holandés Rembrandt, Vermeer y Hals pero la colección pictórica reúne muchas nombres de la época.

Amsterdam

Pero el museo alberga mucho más que cuadros, muebles, casas de muñecas, reproducciones de barcos, objetos de plata y bronce y una sala dedicada a la cerámica azul de Delft. Y aunque sea quizá el más clásico de los museos de la ciudad, no es un museo de corte tan clásico como el British, no se hace pesada la visita.

Actualmente el museo esta en fase de renovación hasta 2013 pero sigue abierto al público una parte del museo. Hay también una sucursal del museo en el Aeropuerto de Schiphol con entrada gratuita para visitar antes de dejar el país.

Amsterdam

El Rijksmuseum se puede visitar todos los días de 9 a 18h para evitar las colas es recomendable visitarlo a partir de las 16h. La entrada para adultos cuesta 14€ y es gratuita para los menores de 18 años. Se pueden comprar el mismo día en la taquilla del museo o por internet con antelación.

Como hemos comentado antes la Holland Pass es aceptada y permite además evitar colas. Se puede llegar fácilmente desde la estación central con los tranvías 2 y 5 paradas Hobbemastraat.

De paso obligado en Amsterdam, estación de Amsterdam Centraal

De paso obligado en Amsterdam, estación de Amsterdam Centraal

estacion central amsterdam 640

Uno de los primeros lugares que se ve de Amsterdam es este edificio de ladrillo rojo en un terreno ganado al mar algo bastante habitual en Holanda. Se trata de la entrada por vía férrea a la ciudad, la estación central conocida como Amsterdam Centraal. Es parada de los trenes al aeropuerto de Schiphol y de los trenes Thalys porque lo que pasamos habitualmente durante el Tuliptrip. Es gemela de la estación de Liverpool Street en Londres según la wikipedia y muy parecida al edificio del famoso Rijksmuseum.

Su construcción data de finales del siglo XIX y es uno de los nudos ferroviarios más importantes de los Países Bajos. Como estación de trenes ofrece gran variedad de trayectos nacionales e internacionales a países como Polonia, Dinamarca o Alemania. Pero es también estación de metro de las lineas 51,53 y 54. La linea 54 lleva al estadio del Ajax AC, estación Biljmer Arena.

En el exterior paran varias lineas de tranvías para llegar cómodamente al centro como Waterlooplein o Museumplein. También inician sus recorridos por los canales algunas compañías de cruceros fluviales. Ya fuera del recinto de la estación hay diferentes paradas de autobuses. Hay un panel informativo en el exterior con un plano con las paradas de los diferentes servicios de transporte público.

Amsterdam

Es una estación que cuenta con muchos servicios, tiendas tanto dentro como fuera del edificio principal. En el exterior hay una gran oficina de información turística que siempre esta bastante llena para pedir folletos, reservar alojamiento y adquirir tarjetas de descuento como la Iamsterdam card o la Holland Pass o contratar excursiones. Si habéis comprado estas tarjetas por internet, el lugar de recogida es la oficina de cambio de moneda GWK Travelex ubicada dentro de la estación.

Al salir al exterior os llamará la atención el gran parking de bicicletas enfrente del hotel al lado de la estación. Tantas que no sabes si es un parking o un cementerio de bicicletas porque parece que siempre hay las mismas y no se ve apenas gente que vaya a recogerlas. Pero eso no quita el gran tráfico sobre dos ruedas que pasa por allí y el puente para llegar a la Prins Hendrikkade para salir o entrar al recinto de la estación. Así que ojo con los ciclistas como en cualquier parte de la ciudad que pueden llegar a ser incluso más peligrosas que los coches.

Por la estación de Amsterdam Centraal seguro que pasareis muchas veces si viajáis a Amsterdam y/o el resto del país.

Het Scheepvaartmuseum, el Museo Marítimo de Amsterdam

Het Scheepvaartmuseum, el Museo Marítimo de Amsterdam

museo maritimo amsterdam 6

Llegó el momento de empezar a hablar sobre el Tuliptrip y no podríamos empezar mejor recordando una de las visitas que más disfrutamos de la estancia en Amsterdam. Era un lugar que me apetecía mucho visitar y no solo no me decepcionó si no que supero mis expectativas con creces.

Se trata del Het Scheepvaartmuseum, el museo marítimo holandés, el segundo más grande del mundo en su categoría y si no me fallan las cuentas es el cuarto museo que visitamos de este tipo después del de Barcelona, Londres y Liverpool.

En Amsterdam hay muy buenos museos de todo tipo, no tiene nada que envidiar a ciudades como Londres o Berlín y si tuviera que elegir uno solo de la capital holandesa me quedaría con este por la temática, pero el resto que pude ver también son altamente recomendables.

Lo primero que llama la atención al llegar es el barco mercante del siglo XVIII, el Amsterdam que se puede visitar y ver como era la vida en ese tipo de barcos. El Amsterdam era un tipo de barco llamado East Indiaman propiedad de la compañía Dutch East Indian Company algo asi como compañía holandesas de las indias orientales que se dedicaba al comercio con Asia.

El barco es una réplica del barco del mismo nombre que se hundió en su viaje inaugural en 1749 en las costas del sur de Inglaterra. La réplica se empezó a construir en 1985 con la ayuda de voluntarios y desde 1991 se encuentra amarrado junto al museo. A pesar de ser una copia, visitarlo es una gran experiencia, de otra época que posiblemente habrías imaginado si has leído libros como la Isla del Tesoro de Robert Louis Stevenson o el Siglo de las Luces de Alejo Carpentier.

Se puede visitar la cubierta, y el interior con las habitaciones de la tripulación, la bodega, la cocina, el comedor con todos los detalles posibles con lo que se puede imaginar la vida a bordo.

Amsterdam

La réplica del Amsterdam no es la única razón para visitar el Museo Marítimo de Amsterdam. Abierto en 1973 en un arsenal del del siglo XVII y inaugurado de nuevo en 2011 después de 4 años de reforma. Una de las características más visible es la cubierta del patio central al estilo del British Museum. Además de la reforma de algunas zonas para albergar nuevas exposiciones más interactivas y modernas.

En la crónica del viaje, ya comenté la experiencia del contenedor de botellas de vino, donde a través de 4 pantallas dentro del contendor se podia seguir el viaje desde la llegada al puerto hasta la descarga en el supermercado. Esta atracción forma parte de la exposición de dedicada a explicar el funcionamiento de un puerto marítimo llamada Port 24/7 que empieza muestras carga como cacao, café o ipods. Es una de las partes más modernas del museo.

Otras zonas también modernas e interactivas, muy pensadas para niños como la exposición sobre el viaje de Sal y Lori que son una especie de marionetas que van viajando en barco. También hay una parte dedicada a la historia de la navegación holandesa del siglo XVII que fue su época dorada explicada a través de diferentes personajes que por alguna causa u otra se tuvieron que embarcarse. Desde un niño que pescaba en un lago desecado hasta una esclava que fue traída a Amsterdam y más tarde llevada de vuelta a la esclavitud.

También hay una parte muy interesante dedicada a la historia de la ballena y al animal en si. Se puede ver como es una ballena por dentro y como era cazada y aprovechada hasta llegar a ser una especie en peligro de extinción.

Amsterdam

Como buen museo marítimo, se puede ver una gran exposición de maquetas de barcos, yates y hasta de las decoraciones de las proas que solían ser sirenas pero también había estatuas muy interesantes. También una exposición de instrumentos de navegación y una sala dedicada a los globos terráqueos de todas las épocas y formas.

Además de sala llena de cuadros con temática relacionada con el mar y otros objetos como vajillas de porcelana, cristalería que se entregaban como reconocimiento a los marinos. Y también destaca una exposición de fotografías de viajes y de la vida en el mar de todo tipo desde los inicios de la fotografía con la sala llena de sillones como si fuera el salón de una casa donde se enseñan álbumes de fotografías que es el nombre de la sala.

A ese museo hay que ir con tiempo, temprano por la mañana cuando hay menos gente para poder ver tranquilamente todas las salas y el barco que a cual más interesante. Abre todos los días excepto el 30 de abril, el día de navidad y de año nuevo de 9 a 5 de la tarde. La entrada para adulto cuesta 15€ pero con la iamsterdam card y la holland pass de tulipán o molino es gratuita. Esta a 15 minutos andando de la estación central y los autobuses 22 dirección Indische buurt y 48 dirección Borneo Eiland tienen parada cerca del museo en Kadijksplein.

De una manera u otra es una visita que no hay que dejar de hacer en Amsterdam si os gusta el mar.

Hasta la próxima.