Etiqueta: lugares para visitar en Roma

Consejos para visitar las Catacumbas de Sebastiano en Roma

Consejos para visitar las Catacumbas de Sebastiano en Roma

catacombe-sebastiano-640
Entrada a las Catacumbas de Sebastiano en Roma

Seguimos bajo tierra y con antiguas formas de enterramiento, después de las catacumbas de Mdina en Malta nos vamos a otras catacumbas quizás algo más conocidas en Roma. Nos referimos a las de Sebastiano en la Via Appia Antica que comparten protagonismo con las Domitila en la misma calle. Si no recuerdo mal en mi primer viaje a Roma visité las de Domitilia pero el horario en que llegué a la via Appia solo tenia posible visitar las de Sebastiano. De las de Domitilia recuerdo vagamente las explicaciones que nos hicieron y el paseo por las profundidades y lo encantada que quedé con la experiencia.
Pero esta vez me decanté por las de Sebastiano muy cercanas a los otras y de mayor tamaño. En este caso la visita es más “restringida” que la de Malta, aquí se baja con un guía que hace un pequeño recorrido por las catacumbas explicando sobre la construcción y el uso que tenían.

Publicidad

Si quieres conocer más catacumbas en Roma te recomendamos estos tours con Civitatis.com

Este post contiene enlaces publicitarios que consideramos relevantes para nuestros visitantes. Con la compra o reserva (en este caso que se haya completado la estancia) efectuadas desde el sitio web del anunciante a través de los enlaces indicados, recibimos una pequeña comisión que nos ayuda a mantener este blog y ofrecer información de viajes independiente. Muchos de estos servicios los hemos utilizando como usuarios reales, pagando por el servicio.
Exterior Basílica Sebastiano
Exterior Basílica Sebastiano

La visita a estas catacumbas tiene una ventaja no hay que reservarla previamente. Y además tiene un pequeño bar para comer algo rápido como trozos de pizza o bocadillos por lo que ir a mediodía es una buena opción antes o después de la visita. Al llegar si no vais en fin de semana es mejor hacerlo con el bus 118 Circular Termas de Caracalla y Via Appia Antica que empieza/termina su recorrido en Pirámide (metro B) o estación Ostiense. La Via Appia es una calle con bastante tráfico y el autobús os dejará allí mismo. Sin tener que preocuparos por los coches ni de cruzar la calle. Al llegar id comprar las entradas para que os den turno de visita, se va a entrando en grupos. Las visitas se hacen en diferentes idiomas incluido el castellano, cuando compréis las entradas preguntad si hay alguna en un rato. Si tenéis que esperar podéis hacerlo mirando la exposición previa o comiendo algo en el bar, avisan por megafonía que empieza la visita en el idioma tal.

Escultura Tumba San Sebastián en Basilíca Sebastiano
Escultura Tumba San Sebastián en Basilíca Sebastiano

Al empezar la visita el guía o la guía da unas indicaciones que no se puede hacer fotos porque hay que preservar frescos y pinturas y que no dejéis el grupo que hay partes que no son visitables. Tras recorrer unos cuantos pasillos se llega a a una galería que hay como tres mausoleos pintados y decorados como si fueran casas y después se llega a la basílica de San Sebastián que es el final de la visita. No se pasa de nuevo por las catacumbas.

Interior Basilíca Sebastiano
Interior Basilíca Sebastiano

El nombre de Sebastián lo reciben las catacumbas en la alta edad media, antes era un memorial de San Pedro y Pablo. De San Sebastián no se sabe demasiado salvo que un soldado martirzado bajo el mandato de Diocleciano y enterrado allí hasta el siglo IX. En ese momento fue llevado a Roma para más tarde ser devuelto a su lugar original.

La basílica es conocida más bien como San Sebastián extramuros o Sebastiano fuori le mura además de las Catacumbas. Construida en el siglo IV y reconstruida en el siglo VIII primero y más tarde en los siglos XVII y XVIII ya como basílica. Es uno de los siete lugares de Roma que hay que visitar para obtener el Jubileo según la tradición cristiana.

Mas información de las catacumbas y como visitarlas en su página web.

Visita a las Termas de Diocleciano y alrededores

Visita a las Termas de Diocleciano y alrededores

termas-diocleciano
Claustro Grande de “Michelangelo” en el Museo Nacional Romano de las Termas de Diocleciano

Si en el post anterior hablábamos de termas romanas en Gijón, en este lo hacemos de termas también romanas en la ciudad que fue la capital del Imperio, Roma. Entre la cantidad de restos de esa época gloriosa de la ciudad, son conocidas dos termas usadas por los antiguos romanos, las de Caracalla y las de Diocleciano. En nuestro último viaje a la capital italiana, optamos por visitar las de Diocleciano, por ser las más grandes y con la misma entrada entrar en otros edificios.

Sala del Museo Termas de Diocleciano
Sala del Museo Termas de Diocleciano

Las Termas de Diocleciano eran las termas grandes de la ciudad construidas en el siglo III después de Cristo y podían ser utilizadas por 3000 personas a la vez. Hoy en día es una de las sedes de los Museos Nacionales Romanos donde además de ver restos de las antiguas salas, se pueden exposiciones de como era la vida en Roma. En realidad la parte dedicada a las termas propiamente dichas parece menor porque el espacio expositivo ocupa varias plantas del edificio donde se encuentra el museo.

DSC_0187
Interior Basilica de Santa Maria de los Ángeles y Mártires

La zona que ocupaban las termas fue aprovechada para realizar otras construcciones. Una de ellas la adjunta basílica de Santa María de los ángeles y de los mártires cristianos, Basilica di Santa Maria degli Angeli e dei Martiri Cristiani. Esa basílica formaba parte de un convento de la orden del Císter que el pontífice de la época encargó construir a Miguel Ángel. Esa basílica no forma parte del museo nacional y se puede visitar de forma gratuita. Ese convento que se construyó en el centro de las termas y alberga el museo, tiene una serie de claustros, de jardines con columnas alrededor, típicos en estas construcciones. Uno de ellos, el más grande, Chiostro Grande es conocido como el de Miguel Ángel porque existe la creencia que el conocido artista lo construyó. Pero lamentablemente eso no es cierto, las fechas de construcción del claustro y la basílica que si construyó no encajan. Aun así el claustro es una maravilla arquitectónica también ocupada por obras del museo.

Sala del-museo de las termas de Diocleciano con restos prehistóricos
Sala del Museo de las Termas de Diocleciano con restos prehistóricos

En el museo hay un poco de todo, lapidas, objetos más cotidianos porque hay exposiciones sobre economía, escritura y todo lo relacionado con la época prehistórica y romana. Es un museo de tipo clásico, en las salas se encuentran objetos y paneles simplemente.

Piazza-de-la-Reppublica-de-noche
Piazza de la Reppublica de noche

Se encuentra cerca de la estación de Termini enfrente de la Plaza de la República. La forma de esa plaza con sus columnas a ambos lados es idéntica y del mismo tamaño de la sala de entrada o exedra que estaba ahí mismo. Cuando se construyó la plaza a finales del siglo XIX, inicialmente se le dio el nombre de piazza dell’Esedra, hasta que después de la Segunda Guerra Mundial se le puso el nombre de Piazza della Repubblica.
La entrada normal cuesta 7€ y es válida durante 3 días para visitar también Palazzo Massimo, Palazzo Altemps, Crypta Balbi.

Palazzo Massimo Exterior
Palazzo Massimo Exterior

Así que aprovechamos para visitar el Palazzo Massino también llamado alle Terme. El terreno era parte de una finca que se tiró abajo para construir la estación de Termini. Un religioso jesuita apellidado Massimo se hizo con él y mandó construir un centro de formación. En 1981 lo compró el estado italiano porque estaba en desuso y tras la rehabilitación se abrió como una sede más del museo nacional.

Mosaicos Palazzo Massimo
Mosaicos Palazzo Massimo

Aquí se puede ver colecciones de monedas y numismática, escultura y una planta entera dedicada a mosaicos. La colección de monedas lo que hace es mostrar la historia del dinero hasta el siglo XXI con las monedas virtuales. Ahora bien con la visita a la parte de los mosaicos, frescos y estucos ya vale la pena aprovechar la entrada a las Termas.

Roma, el reencuentro más cerca

Roma, el reencuentro más cerca

preparar-viaje-a-roma-640

Dicen que agosto es época de viajes, cosa que no es muy cierta, pocos viajes hemos hecho en este mes del año y en este caso no va a ser la excepción. Lo que si suelo hacer en esta época del año es preparar viajes para los siguientes meses. La agenda viajera de esta parte final del año incluye tres viajes, uno nuevo destino y dos destinos que ya conocíamos. El primer caso lo he dejado en manos de una agencia especializada porque no es un viaje que yo hubiera planeado hacer y para poderme centrar en el segundo, que si las cosas se ponen chungas que lo están un poco, este segundo pasará a ser el primero.

Pues este segundo viaje que requiere tanto mi atención a un destino que supone que ya he visitado, es un lugar al que llevo ya tiempo diciendo que quiero volver y por fin he podido poner fecha. Se trata de la primera capital europea que visité hace ya 17 años, y la primera ciudad del viaje de estudios de tercero de BUP (hoy en día esto equivale a primero de bachiller). Un viaje por Italia de una semana en febrero empezando por supuesto por su capital, Roma y siguiendo por Florencia y Siena para terminar en Venecia. 10 años después de ese viaje regresé a Florencia porque fue la ciudad que menos visitamos, así que en ese momento Florencia fue la elegida porque tenía vuelo directo a Pisa con Ryanair. En los primeros posts del blogs hablé un poco de esos viajes, algo más en el caso de Florencia que en el de Roma porque tengo más fotografías de los lugares más turísticos.

Todavía recuerdo muchos de los lugares que visité en Roma en ese primer viaje pero al ser organizado y en grupo nos llevaban por todo en bus, no tenía ni idea de como ir a la mayor parte de los sitios empezando por el aeropuerto. Cuando comencé a preparar viaje me dí cuenta que Roma tiene dos aeropuertos, Fiumicino y Ciampino. Esa vez llegamos en vuelo directo a diría que a Ciampino, Italia era y supongo que sigue siendo un destino solicitado en los viajes de estudios y al menos en ese momento daba a las agencias o touroperadores para poner vuelos chárter en pleno mes de febrero fuera de temporada turística. Ahora si no es verano es más complicado encontrar vuelos directos, las aerolíneas abandonan Mallorca a partir del otoño y del invierno. Pero aún así he podido conseguir vuelos directos para las fechas que necesito ya a principios de octubre. Hasta principios de septiembre, Vueling tiene vuelo directo sin conexión los martes, jueves y domingo. Es lo que indica Google Flights pero en el buscador de Vueling se nota fácilmente que hay un vuelo directo porque se ve que el precio es mucho más bajo ese día que hay esa conexión. Hasta el 31 de agosto Easyjet tiene 2 vuelos diarios cada día, hasta el 15 septiembre un vuelo diario los martes, viernes y domingo y también uno diario a partir de esa fecha hasta el 25 de octubre los martes y sábados. Tanto Vueling como Easyjet vuelan a Fiumicino.
También es posible volar directo a Ciampino con Ryanair en agosto cada día excepto los miércoles hasta el 4 de septiembre. A partir del 4 de septiembre y hasta el 28 de septiembre los martes, jueves, sábado y domingo. Y del 29 de septiembre hasta el 25 de octubre, hay un vuelo los martes, jueves y sábados. A l principio pensé en combinar los dos compañías para pasar por los dos aeropuertos pero encontré oferta en Easyjet para los vuelos y la opción que no tiene Ryanair de incluir al mismo precio una maleta en el momento de la reserva o a posteriori. Con Ryanair si no la pones al hacer la reserva de los vuelos, al incluirlo después te la cobra más cara la maleta. Teniendo en cuenta que desde Mallorca el trayecto dura 1 hora y 40 minutos más o menos igual que el tiempo de vuelo desde Barcelona y sobre todo habiendo compañías low cost que hacen el trayecto directo, no vale la pena plantearse hacer conexiones a no ser que día no haya vuelo como tratamos en uno de los mitos viajeros.

si vuelvo a Roma

Después de reservar los vuelos es el momento de abrir la guía de Roma que conseguimos respondiendo a las encuestas de NiceQuest y canjenado los 230 puntos correspondientes. Y empezar a leer los destacados, y decir a vale de esto me acuerdo que estuve y quiero volver, esto no me suena, esto es interesante y armar un poco la ruta a seguir por los diferentes barrios de la ciudad.
Y además de la guía de Roma en papel, completar la info con Romando, la nueva guía de Roma de Guiajando, allí reviso las actividades gratis que hay que para hacer en Roma y como llegar desde el aeropuerto de Fiumicino.

paseo por el vaticano

Con esto ya podemos armar un poco de ruta y decidir en que zona o zonas de la ciudad nos alojamos para redescubrirla mejor y estar más cerca de los monumentos más destacados. Recuerdo que ese primer viaje lo empezamos en el Coliseo y lo terminamos en el Vaticano pasando por la Fontana de Trevi, la piazza Navona también por el Foro y el Panteón. Lo que no tengo tan claro es si vi la Capilla Sixtina, he visto imágenes del sitio pero no tengo la sensación de haber estado enfrente de la obra de Miguel Ángel. Esta vez no me lo perderé porque empezaré por el Vaticano, los miércoles el Papa Francisco hace una audiencia pública en la Plaza San Pedro, hay visitas guiadas que incluyen esta actividad que hay que reservar a parte, enviando este formulario que aparece en la web del Vaticano como llegamos un martes por la noche, lo primero puede ser perfectamente eso, la basílica y los museos vaticanos de paso. Y también coincide con el domingo de puertas abiertas del parlamento italiano, que cuenta con un palacio para visitar. Y como no volvernos a encontrar con la columna de Trajano auténtica, la vi en el primer viaje pero también el Victoria & Albert Museum en Londres que tienen una réplica.

liras-italianas

Eso imagino que no habrá cambiado, lo que si lo ha hecho es la moneda, cuando fui su moneda era lira italiana, moneda con muchos ceros que había que dividir entre 10 para obtener el equivalente en pesetas. Con billetes como estos, que no son de aquel viaje, si no de mi tía viajera que los guardaba no sé para que y me dio hace un par de años. Digo no sé para que porque desde diciembre 2011 el banco de Italia ya no las cambia, 82000 liras, 8200 ptas que es la cantidad de billetes serían hoy 42€ sin contar que son billetes de los años 60. Las monedas de dólar me sirvieron para pagar el trole en Ecuador, pero con esto no puedo hacer nada. Menos mal que transporte en Roma no hay que pagar mucho para ver los principales monumentos suelen estar bastante próximos. Y si hace falta tenemos la web del Transporte Público o la app de Probus de la que hablamos en Aplicaciones móviles android para preparar nuestros viajes a Roma.
Aún me queda mucho por hacer pero el reencuentro con Roma, 17 años después ya se vislumbra en el horizonte y también el tercer número de nuestras guías mi primer viaje que como no estará dedicada a Roma.