Etiqueta: patios de palma

10 maneras diferentes de descubrir la ciudad de Palma (I)

10 maneras diferentes de descubrir la ciudad de Palma (I)


Revisando los posts que tenemos de nuestra ciudad de origen, hemos visto que nos faltaba un post con una lista de recomendaciones de visitas y actividades que hacer allí. Y para no estar todas las semanas publicando sobre Tenerife aunque tenemos temas y que en mayo se vaya a celebrar el TBM en Santa Cruz, vamos variando un poco aunque sea de isla, de archipiélago y de mar. Y ahora que no estoy viviendo allí, ahora no queda tan mal decir que es una de las ciudades más bonitas del Mediterráneo con una gran potencial turístico. Desde luego no me fui porque no me gustara.

DSC_0011

Estamos hablando de una ciudad que fundaron los romanos en el año 123 A.C. con el nombre de Palma y punto, no se andaban con florituras de nombres como los castellanos. Más tarde llegaron los árabes que la rebautizaron como Medina Mayurca, medina es la palabra árabe para ciudad y Mayurca el nombre que daban a la isla. Al conquistar la isla la corona Catalano-Aragonesa en 1229, los vencedores se limitaron a traducir el nombre árabe al catalán así se quedó en Ciutat de Mallorca. Hubo un momento en que se recuperó el nombre romano y otro en el que algún “listo” se le ocurrió mezclar los dos nombres y ahí estuvo el lío. Tanto lío que se ha tenido que cambiar 3 veces, pero desde el 9 febrero de este 2017, el “de Mallorca” fue borrado del nombre oficial. Y a ver si queda claro de una vez por todas y no lo vuelven a tocar porque de algo nos tiene que valer ser los más antiguos. Si no habrá que plantearse poner el catalán, si tanto gusta el de Mallorca, la llamaremos Ciutat de Mallorca pronunciado con S de Sevilla o de Suecia y todos contentos.
Ahora si después la introducción, os cuento esas cosas que tanto me gustaba hacer que son una manera diferente pero muy interesante de descubrir la ciudad. Y lo vamos hacer en fascículos, con dos propuestas en cada post que iremos publicando de tanto en tanto.

DSC_0002

1. Ver el mar desde la Catedral

Tenemos una catedral gótica fantástica con partes de una antigua mezquita y uno de los rosetones más grandes del mundo. Lugar dónde dos veces al año cruza el sol por el rosetón y deja reflejado el más pequeño de la pared posterior formando un 8 en el grande. Y que es el único lugar dónde hay obras gaudinianas. Pero yo no lo cambio por ver el mar desde una parte de las antiguas murallas, ese mar mediterraneo que suele quieto como un plato dentro de la bahía de Palma. En una calle que no podría tener otro nombre, Mirador. Lugar dónde se tiene acceso a otros 4 lugares de interés, el Palacio de la Almudaina, residencia real desde la época musulmana, el museo diocesano dónde se puede arte sacro con vistas al mar y una casa que recuerda una historieta de la isla.

palma senorial drac de na coca

En pocos lugares encontrareis un cocodrilo de piedra en una fachada y que la gente lo llame dragón. Ese bichejo se llama el Drac de Na Coca y apareció por Palma cuasando el pánico durante el siglo XVII. Un valiente caballero, llamado señor Coc se lo encontró después de visitar a su amada, se enfrentó a él y lo cazó. Y no se le ocurrío mejor idea regalárselo emblasamadito a su prometida. Cuando se casaron a la esposa la gente se refería a ella según la costumbre de Mallorca, con el apellido del marido feminizado, es decir como Coca. En otros lugares se hace esto con la profesión del marido, allí con el apellido. Así tenemos a na Coca porque en Mallorca se utiliza un articulo personal acompañando del nombre, En para los hombres y Na para las mujeres. Y Drac o dragó es la palabra utilizada en Mallorca para las lagartijas, la gente debió ver a ese animal como una lagartija gigante. ¿Cómo apareció un cocodrilo por esas calles? Pues existe la teoría que un barco lo trajó como huevo sin darse cuenta de Egipto dentro del cargamento de arena que utilizaron para equilibrarlo. Una vez en el puerto de Palma lo soltaron, se creciendo porque encontró alimento pero se le hicieron las aguas pequeñas y salió a liarla por las calles.

DSC_0018

2. Perderse por los alrededores de la Catedral

No nos vamos muy lejos, para seguir descubriendo el centro histórico que es las mayores joyas de la ciudad. De momento por esa parte conocida como Canamunt, Ca de Casa y Amunt de Arriba porque esta es la parte alta de la ciudad. Andar necesariamente sin rumbo fijo para descubrir casas de la nobleza con sus famosos patios, que se usaban como entradas de las casas, garajes y apartaderos para los peatones porque no existían aceras. Ahora la mayoria no son tan de acceso público aunque se pueden ver tras una reja, aunque hay algunos que están más abiertos porque son museos, dependencias del ayuntamiento o negocios. Esta es una de las rutas guiadas más tradicionales y famosas de la ciudad de esta parte en concreto y/o de la otra parte conocida como CanAvall, lo que es la parte baja. Una de las casas que se puede visitar normalmente, es el archivo municipal, Ca’n Bordils en la calle Almudaina. Está abierta al público porque hacen exposiciones en su planta alta.

DSC_0017

En la misma calle Almudaina se pueden ver restos de una antigua muralla premedieval. Quedan muy pocas cosas anteriores a la conquista catalana y es una auténtica lástima. Lo que nos queda es mucho gótico afortunadamente que ver con bastantes iglesias, calle con nombre de santo o santa tiene su iglesia con la figura en cuestión, fijo. Las más destacadas son Santa Eulalia que es la primera iglesia construida después de la conquista cristiana y Sant Francesc (San Francisco) con su iglesia, convento y claustro. El claustro se puede visitar pagando una pequeña entrada.

Jardins del Bisbe

Y sobre todo dejarse sorprender por lugares que parecen escondidos como el jardí del Bisbe, una especie de huerto que pertenecía al obispado pero se encarga de su mantenimiento el ayuntamiento. Y por último la casa de Cultura en la calle convent de Sant Francesc que era dónde estaba ubicada la biblioteca del estado antes de trasladarse a otro lugar de la ciudad. De la biblioteca actual ya hablaremos en otra de las propuestas para descubrir la ciudad más adelante.

Curiosidades sobre los Patios de Palma

Curiosidades sobre los Patios de Palma

curiosidades-patios-de-palma-1-casal-solleric-640
Patio Casal Solleric, última casa de este tipo construida en Palma

Una de las rutas guiadas a pie más populares de Palma, es la de los patios de las casas señoriales del casco antiguo. La palabra patio supongo que os evocará jardines o lugares con plantas como los patios andaluces, pero en Palma no tiene esa función tan ornamental, si no de otro tipo y con otros usos. Por lo general se trata de espacios en casas de nobles, burgueses, e incluso corsarios que estaban abiertos al público por diferentes razones. Son espacios que generalmente de entrada de la casa, que estaban al descubierto y entraba el sol y la lluvia de las antiguas casas romanas y árabes.

Hay algunas de las casas que debieron ser reconstruidas en el siglo XIV o XVI tras la conquista cristiana en la que se ha encontrado que el patio contiene elementos de la época romana o musulmana. Los patios eran las entradas a las casas que siempre estaban abiertos para acceder al despacho donde el señor de la casa atendía los negocios que tuviera, se hacia mercado con los que se fabricara en la casa o los productos del campo. Estaban siempre abiertos y se podía acceder hasta el primer escalón de la escalera principal de la casa, a partir de allí era propiedad privada y no se podía subir más allá. La única excepción era cuando se producía un nacimiento en la casa, que se permita acceder para ver a la criatura y felicitar a la familia.

En cambio cuando había un fallecimiento en la casa, las puertas se entrecerraban se podía acceder al patio pero era la indicación de que estaban de duelo y se pedía un poco de respeto. Días después se volvían abrir para poner a la venta los enseres del difunto o difunta que la familia no deseaba quedarse, sobre todo ropa y objetos sin valor sentimental. Hay un expresión mallorquina que se dice sobre alguien que lleva ropa más grande de lo que le corresponde, “Es mort era més gros que ell” (El muerto era más grande que él), señal de que era ropa heredada o comprada en estos mercados. La gente esperaba estos eventos para conseguir vestidos, abrigos que habían visto llevar a los difuntos en vida que les gustaban.

curiosidades-patios-de-palma-2-can-montegro-640

Eran también las plazas de la época, donde la gente se encontraba debido a la que estrechez de las calles heredada de la época musulmana sobre todo en la zona Alta de la ciudad, no solo no había jardines ni plazas si no que había que utilizarlos para dejar pasar a grupos de gente, caballos y más adelante coches de caballos. Cuando se empezaron a generalizar el uso de esos vehículos, hubo patios que se tuvieron que ampliar para albergar el coche y los caballos. Hubo patios de casas que no se pudieron ampliar y se tuvieron que guardar en otros lugares los coches y caballos. Eso ocurrió sobre todo en la zona Alta donde las casas eran más antiguas que corresponde a la zona cercana a la catedral arriba del paseo del Borne o es Born. Hasta el siglo XVI lo que hoy en día es ese paseo, era el lecho de un torrente, Sa Riera que de vez cuando se desbordaba y provocaba inundaciones y destrozos en la ciudad. Hasta que en el mes de octubre del año 1403 fue tal la crecida que destrozó 1500 casas de la zona baja y provocando al muerte de 5500 personas más que la peste negra de 1348. No tengo datos de la población de la ciudad en esa época pero la extensión era más pequeña que ahora, pero de cualquier manera y así lo cuentas las crónicas y los estudios posteriores que fue una gran catástrofe para la ciudad. Tanto que se decidió desviar el curso del torrente y llevarlo fuera de lo que entonces era la ciudad, que hoy en día es el paseo Mallorca no muy lejos de allí por cierto. Pero esto no sé consiguió hasta 1615 y dos siglos más tarde se empezó a urbanizar la zona donde había pasado el torrente.

curiosidades-patios-de-palma-3-can-tres-640
Antigua Casa de Corsario convertida en hotel

 

Eso provocó una nueva fase de casas con patios, ya más anchos y no solo de la nobleza como los de la parte alta, si no también de comerciantes y corsarios que se habían enriquecido. El tema de los corsarios es bastante curioso, eran piratas con permiso del estado, la llamada patente de corso, para enfrentarse a los barcos enemigos y entregar su cargamento al rey a cambio recibían una cantidad de esa carga. Algunos llegaron a enriquecerse tanto que se pudieron hacer este tipo de casas, pero tanto como se hacían ricos, también podían arruinarse, sobre todo si el rey hacía las paces con el enemigo en cuestión cuando el corsario ya había apresado barcos y conseguido el botín. En ese caso debían devolverlo todo y como eran propietarios de sus propios barcos y de pagar a sus tripulaciones, podían incluso perderlo todo. Era también la zona cercana al puerto y de la muralla para entrar, un lugar muy dinámico con gente que iba y venia, con contrabando e historias de estas. Como curiosidad el conocido como “Palacete de Matas” está es esa zona, aunque no me consta que fueran de corsarios. Lo de palacete, es en plan totalmente irónico, estas casas son grandes y muy bonitas aunque algunas sean de la nobleza, nunca se han considerado palacios, el carácter mallorquín es muy reservado en ese sentido, poco dado a la ostentación. La palabra palacio ha estado reservada solo a residencias de reyes y obispos, incluso solo a las de reyes, hay que quien se refiere al palacio episcopal como simplemente Ca’l Bisbe (No ca’s bisbe, en este caso no se utiliza el articulo “salado” propio del catalán hablado en Malloca, Casa del Obispo, en castellano).

curiosidades-patios-de-palma-4-640

Estas son unas cuantas curiosidades sobre los patios sobre todo de la Zona Baja de Palma que son menos conocidos que los de la zona Alta de alrededor de la Catedral. Esto fue parte de una visita guiada en el mes de noviembre que hice con el curso que hago, son visitas que hacen a centros educativos de Mallorca, como las visitas al Parlament y sitios así. Como teníamos que hacer más adelante la visita a la zona de Palma Alta, nuestra guía Maite centró la visita en la otra parte de la ciudad, enseñando los patios y contándonos todas estas historias. También podéis hacer esta visita adaptada a vuestras necesidades contactando con ella en este mail hola @ maiteaparicio.com
Con este curso que hago, estamos haciendo visitas muy interesantes a cargo de grandes profesionales que me parece interesante recomendar, al fin y al cabo ese nuestro trabajo dar a conocer este tipo de actividades.