Es war einmal ein Burg am Rhein..

Rheinstein--un-castillo-de-ensueño-a-la-orilla-del-Rin640

 

Había una vez un castillo a la orilla del Rin, así podría empezar un cuento de los hermanos Grimm, de princesas y dragones. De castillos en el Rhin no faltan, ya sean fortalezas, aduanas, residencias en el valle alto del Rin medio, pero hay uno que destaca por encima de todos. En lo alto de un risco frente a localidad de Assmannhausen, se encuentra imponente el Romantik-Schloß Burg Rheinstein, castillo de Rheinstein.

 

Blogtrip Frankfurt Rüdesheim 2013

 

Las primeras noticias del castillo datan su construcción en el siglo XIV como fortaleza y aduana además de muestra de poder de la zona de Mainz o Magúncia sobre la zona del Palatinado. Había cierto conflicto sobre el control de esta zona tan estratégica y se hacían por parte de cada uno castillos para asegurar sus posiciones pero a veces se perdían o ganaban. El castillo llegó a tener mucha importancia pero más tarde fue quedando en desuso y abandonado hasta que en el siglo XIX lo compró por 100 talentos, el príncipe Federico de Prusia primo del entonces futuro rey de Prusia Federico Guillermo IV. El príncipe soñaba con poseer un castillo en el Rin, y se encontró con las ruinas del edificio y vio la oportunidad de convertir el lugar en su residencia de verano a su gusto. Mandó construir una cripta y adecuar el castillo para ser una residencia con todas las comodidades. Todo eso en una época conocida como romanticismo, de recuperación y exaltación del pasado en un momento en que se gestaba la unificación alemana. Se llevó a cabo una importante restauración tanto exterior como interior incorporando objetos y materiales tanto de época medieval de otros lugares como del siglo XIX de inspiración medieval.

Blogtrip Frankfurt y Rüdesheim

A pesar de todas las obras, el castillo volvió a entrar en cierta decadencia hasta que en 1975 se puso en venta y otro soñador se hizo con él. Esta vez era un cantante de ópera Hermann Hecher que sin presentar la oferta más alta, el que volvía a dar al castillo su antiguo esplendor. Con apoyo del servicio de patrimonio de la zona y la asociación de amigos del castillo, se ha restaurado y abierto al público. Actualmente se puede visitar el interior, ver las vistas sobre el Rin, comer en su restaurante sea o no un banquete de bodas, porque por supuesto un sitio tan especial se puede alquilar para bodas. Es posible incluso alojarse o reservar visitas nocturnas, el lugar ofrece muchas opciones desde luego.

DSCN0802

Se puede llegar andando desde las estaciones de tren de Bingen o Trechtingshausen, una buena excursión de 60 y 30 minutos. Pero la mejor manera es hacerlo en barco desde Assmannhausen como parte del Romantik Tour, el paquete organizado que además de la visita al castillo incluye el teleférico desde Rüdesheim hacia el monumento a Germania, el telesilla hacia Assmannhausen y el barco desde Assmanhausen y después de regreso a Rüdesheim por 16€. Esa fue la manera que lo hicimos gracias a Turismo de Alemania y Travel Bloggers Meeting. A Rüdesheim también se puede llegar en tren desde Frankfurt como os contamos en este post. Este ticket está disponible desde finales de marzo hasta finales de octubre, porque depende de los transportes.

Blogtrip Frankfurt Rüdesheim 2013

Fuera de estas fechas el castillo se puede visitar a partir del 1 de marzo pagando 5€ la entrada de adulto. Está abierto en temporada baja hasta el 14 de marzo de 10 a 17 y del 15 de marzo al 1 de noviembre de 9:30 a 18h. Hasta el 28 de febrero 2014 esta cerrado por obras de conservación y no se puede visitar. Podéis encontrar más info en su web en alemán y en la web de turismo de Rüdesheim en inglés.

Rheinstein, un castillo de ensueño a la orilla del Rin

Los comentarios están cerrados.