4-dias-en-berlin-1

Esta semana pasada volvimos a Berlín después de casi 5 años de nuestra última visita. En nuestro cuarto viaje a la capital alemana volvimos a visitar algunos de nuestros lugares favoritos pero también aprovechamos para conocer algunos rincones que todavía no conocíamos y nos apetecía bastante descubrir.

Berlín 2015
Bode Museum

4 días, nuestra mayor estancia hasta ahora que empezaban con un madrugón considerable por el horario del vuelo de ida que nos permitió aprovechar bien el primer día. Llegamos como siempre al aeropuerto de Schönefeld y más o menos media hora después de aterrizar, estábamos esperando el tren en la estación del aeropuerto para trasladarnos a nuestro alojamiento. El trayecto fue diferente a las otras veces, porque optamos por otra zona de alojamiento, de las cercanías de la Potsdamer Platz a la zona de Kurfürstendamm. Era la primera vez que utilizaba la estación porque el mejor recorrido para la Potsdammer Platz era el autobús al metro de la línea 7 donde una de las paradas estaba cerca del hotel donde nos alojábamos. En este caso, nos dirigíamos a la estación de Zoo por lo que los trenes regionales eran la opción más adecuada. Así tras recoger la Welcome card de 72h con entradas a las isla de los Museos en la oficina de turismo en la terminal A y validarla en la estación fuimos a buscar el andén correspondiente. El S-Bahn también nos hubiera servido pero acaba de pasar y el siguiente transporte posible era el tren regional, una de las dos lineas conocidas como Airport Express. A la vuelta utilizaríamos el S-Bahn para llegar al aeropuerto ya que el autobús que teníamos enfrente del hotel, 249 nos dejaba en una estación Heildelbergerplatz, de la linea S45 que termina en el aeropuerto. El mismo bus 249 deja en sentido contrario en la estación de Zoo, al llegar por primera vez no lo utilizamos porque el trayecto a Uhlandstrasse se puede hacer a pie a través de la avda Kurfürstendamm.

Berlín 2015
Interior Bode Museum

Tras llegar al hotel, dejar el equipaje y comprobar, oh horror que el cargador del móvil se había quedado en casa, no lo había metido en el bolso por lo visto. Así que tuve que comprar uno en una tienda cercana al hotel antes de ir a comer. El señor de la tienda me entendió sin problemas y me dio un cargador tras probar que el enchufe era el mismo de mi móvil y funcionaba. Lo que no era de la misma marca que mi móvil pero para salir del paso ya fue bien. Eso la rabia al llegar casa y googlear el cargador y ver que el mismo cuesta menos de 10€, no los 30€ que pagué. Pero ese fue el peor problema que tuvimos durante el viaje.
Después de comer y tras cargar un rato el móvil en el hotel, nos pusimos en marcha para visitar un lugar que conocimos durante nuestro primer viaje y nos dejó un sabor agridulce. Se trata del Bode Museum, un edifico precioso con una exposición de objetos religiosos que en aquel momento 2008 que parecía comerse al lugar. En esta ocasión parecía que se habían puesto a la par, la exposición se veía mucho mejor sin quitarle protagonismo al edificio. Y lo más importante se respiraba una tranquilidad enorme, un miércoles por la tarde no había demasiada gente.

Berlín 2015
Exposición Bode Museum

Al contrario que en el DDR Museum un poco más allá. El DDR es un museo dedicado a la antigua RDA, uno de esos museos modernos con objetos, escenarios reproducidos y con alguna interactividad. No está incluido en el bono de museos pero si consigues un 25% de descuento con la Welcome Card o comprando la entrada en internet para horas de tarde sale también más barata.

Berlín 2015
DDR Museum

El museo cierra a las 20 eso explica también la cantidad de gente que había en el museo. Ofrece también WIFI gratuito a cambio de hacer check-in en Facebook para compartir las fotos que te haces en el museo. La mayoría de museos en Berlín permiten hacer fotos sin flash ni trípode así que no es problema llevarse un recuerdo. No es muy grande pero te haces una idea de como era la vida en esa época.

Berlín 2015
Exposición DDR Museum

Días después pude ver otro museo relacionado en una antigua fábrica de cerveza convertida en centro cultural, Kulturbrauerei no muy lejos de Gesundbrunnen. En uno de los espacios hay habilitado un museo donde se puede ver la exposición, Alltag in der DDR, el día a día en la RDA , algo menos interactivo pero un poco más grande y con entrada gratuita. Hay muchos objetos reales y lugares que se reproducen y se pueden ver vídeos y escuchar audios que complementan las explicaciones de los paneles en inglés y alemán. Coincide bastante con el DDR pero la exposición está organizada de forma diferente y más completa y aunque la entrada sea gratuita, no había demasiada gente, esto era un viernes a mediodía pero eso ayuda a ver mejor la exposición.

Berlín 2015
Exposición Alltag in der DDR

Sabía de la Kulturbrauerei porque hacen un mercadillo de navidad de temática sueca dedicado a Santa Lucía a parte de de conocer su pasado como fábrica de cerveza. Pasé por allí porque esa misma mañana fui a hacer una visita guiada de Berlin Unterwelten, el Berlín subterráneo. Se trata de una asociación que estudia los usos históricos que ha tenido el subsuelo berlines y para financiarse ofrecen visitas guiadas a lo que ya es mostrable. Hay varias opciones de visitas guiadas en diferentes idiomas incluido el español. Todas tienen un coste de 11€ y duran 90 minutos.

Berlín 2015
KulturBrauerei

La visita que hice ese día fue la correspondiente al tour 1 El Mundo en Tinieblas donde se muestra un refugio antiaéreo bajo la estación de metro de Gesundbrunnen. Se habla bastante de la época del nazismo que era cuando se usaba el refugio, pero también se tocan otros usos en otras épocas de las profundidades de Berlín como el de almacenes de cerveza en el siglo XIX, lo que fue nuestra excusa para acabar poco después en la Kulturbrauerei. En las diferentes salas del refugio se exponen algunos objetos e incluso se puede ver en una de ellas como funciona un sistema de correo neumático. Es un forma muy rápida de envío de documentos que se utiliza desde hace más de 100 años con un sistema de tuberías por las que pasa aire comprimido que hace mover una cápsula con lo que se quiera enviar. Esto lo utilizan hospitales y departamentos gubernamentales para ser un sistema muy seguro de transmisión de datos porque hay que romper la tubería para interceptar el testigo y eso deja huella sin duda.

libro-berlin-unterwelten
Libro Tour 1 Berlin Unterwelten

Los amigos de la Próxima Parada hicieron en diciembre de 2013 el tour 3 Metro, Búnker y Guerra Fría y esta fue su experiencia por si queréis echarle un vistazo. Por lo que vi en su web, me decanté por el del Mundo en Tinieblas que me pareció más general y estuvo bastante bien porque se me pasó volando la hora y media.

Y hasta aquí la primera parte de la crónica, la segunda parte ya publicada se puede leer aquí.

4 días en Berlín (I)

2 pensamientos en “4 días en Berlín (I)

  • 23/04/2015 a las 13:47
    Enlace permanente

    La verdad que los tours de Berlin Unterwelten están geniales, de hecho nosotros estuvimos en duda si hacer el que final hicimos, o justamente el que hiciste tú, así que la próxima vez caerá El Mundo en Tinieblas 🙂

    ¡Gracias por enlazarnos!

    • 23/04/2015 a las 15:39
      Enlace permanente

      Donde pensáis que los descubrí, José Carlos? Es una buena experiencia para recomendar y la explicación que hacéis es muy completa y es interesante que la gente pueda comparar las rutas de la mano de gente que la ha hecho.
      A ti por el comentario.
      Saludos
      Judith

Los comentarios están cerrados.