ayuntamiento-estocolmo

Uno de los primeros lugares que visité durante el viaje a Estocolmo, justamente escenario cada año de una gran celebración. Desde hace muchos años es el lugar donde se homenajea con un buen banquete a los galardonados en diferentes disciplinas: economía, medicina, física o literatura desde sus inicios e incluso se llegaron a entregar en ese mismo edificio. Efectivamente me refiero a los premios Nobel y al ayuntamiento de Estocolmo. Ser el escenario del banquete de los premios Nobel, no es la única razón para visitar el Stockholms stadshus, de hecho ahí empiezan las visitas guiadas por el edificio.

Estocolmo 2013 276

En el lugar conocido como sala Azul a los pies de la escalera donde bajan los nominados. Un sitio curioso porque más que una sala es un patio y mucho menos es azul, es de ladrillo rojo igual que el edificio. El arquitecto la había diseñado para que la pintarán de azul y ser bautizada así pero fue revisar las obras, le gustó como quedaba el ladrillo natural y decidió que no se pintara. Pero como el nombre ya había sido hecho oficial y ya esta escrito en todas partes optaron por mantener el nombre. El edificio parece que tiene varios siglos a sus espaldas por su apariencia pero en realidad tiene menos de cien años, se inauguró en 1923 coincidiendo con el 400 aniversario de la llegada del Rey Vasa a Estocolmo en la víspera de San Juan o el Midsommer. Su exterior parece austero pero el interior sorprende mucho con salas que superan con creces la sala Azul con su escalinata y balcón que da acceso a otras salas.

Estocolmo 2013 287

Una muy original es la sala donde se reúne el gobierno de la ciudad, esta hecha a inspiración de un teatro porque al señor Ragnar Östberg, el arquitecto le gustaba mucho el teatro pero curiosamente la política olmense tiene poco de teatro a diferencia de la española. De los 101 miembros del consejo, sólo 12 se dedican a tiempo completo pero todos se reúnen dos veces al mes en esa sala por lo que reciben un pago casi simbólico pero no recuerdo si era el equivalente a 8€ o 80€, en todo caso no es nada excesivo. A ese pleno es posible asistir aunque no seas sueco, se publica un anuncio en la prensa con la fecha y hora y simplemente hay que presentarse allí y estar callado en la tribuna de invitados. Eso si si no hablas sueco, no te debes enterar de mucho, te tocará fijarte en los gestos que hacen a ver como se comportan. Pero seguro que son más civilizados que los de aquí, las tragicomedias que comentan los martes en otro edificio de gobierno que hablamos en el blog y que se pueden ver los domingos por la mañana en la tele autonómica, aunque estén en un teatro los suecos no las montan.

Estocolmo 2013 299

En fin, en democracia los suecos nos dan veinte vueltas, son tan democráticos que una de las salas decorada por uno de los príncipes de la época tiene en las paredes pintadas las mismas vistas que se ven por las ventanas. La razón es porque hay una mesa colocada a lo largo de la sala, de tal manera que solo la mitad de los comensales podían ver a través de la ventana y la otra mitad se tenían que conformar con ver la pared, así que el príncipe Eugen que era un gran pintor paisajista hizo esa decoración de la sala.

Estocolmo 2013 315

Lo malo que al salir de la Prinsens galleri entras en la última sala después de 30-45 minutos de visita guiada y entiendes porque la sala azul no es la sala más impresionante del edificio. Al entrar en la sala dorada te olvidas de que estas en edificio hecho con 8 millones de ladrillos cegado por el mosaico dorado con decoraciones de la historia de Suecia con una gran escena al frente. La escena es un poco irreal con la “diosa” Suecia en medio del cuadro como si el país estuviera en el centro del mundo y a un lado el este del mundo lugares reconocibles de Oriente y del otro lado de Occidente. Puede parecer un atrevimiento pero Suecia tiene el record guiness, si contabilizara, de permanecer en paz y no entrar en guerra con otro país. Así puede estar perfectamente en el centro de Oriente y Occidente, no os parece? Por cierto esa sala fue escenario también de los Premios Nobel, en el museo Nobel en Gamla Stan hay imágenes de eventos Nobel celebrados allí.

Al ayuntamiento se puede llegar fácilmente andando desde la estación de trenes. Se puede visitar solo en visita guiada comprando los tickets el mismo día en la tienda de souvenirs. El precio de la visita son 100Sek por adulto pero con la Stockholm Card es gratuita. En invierno hay visitas cada hora de 10 a 15 en inglés- En verano hasta las 16:30, cada media hora en inglés pero también en diferentes idiomas entre los cuales el castellano. En esa época del año esta abierta al público la torre del edificio. Los horarios con las visitas guiadas hasta el mes de septiembre lo podéis encontrar en su web, en el menú desplegable del apartado de Public Tours.

Stockhomls stadtshus, mucho más que el banquete de los premios Nobel

Los comentarios están cerrados.