10 maneras diferentes de descubrir la ciudad de Palma (II)


Una semana más seguimos descubriendo la capital de Mallorca, la ciudad de Palma fundada en el año 123 a.c. por la que han pasado diferentes culturas además de los millones de turistas que visitan la isla cada año. En la entrega anterior las propuestas fueron dos relacionadas con la parte alta del centro histórico, lugares para ver el mar y callejear por esa parte de la ciudad. Dos cosas que nos encantaba hacer y apenas nos costaba nada, a media hora de casa a pie tenía esos lugares. En este post traemos nuevas propuestas, en vez de ver el mar veremos la ciudad desde diferentes alturas y nos daremos un chapuzón en las playas de la ciudad.

3. Miradores para ver la ciudad a diferentes niveles

Vistas desde el museo Baluart
Esta propuesta no es una ruta para hacer de corrido, son lugares en distintas ubicaciones y no necesariamente bien comunicados. Esto algo para combinar con otras propuestas en las mismas zonas pero para hacer una agrupación por tema los uno aquí. El mirador de los cuatro miradores, por el que empezamos es el llamado mirador d’Es Baluard. Lo que llamamos Es Baluard es museo de arte moderno situado en una parte de la antigua muralla, conocido como Baluarte de Sant Pere (San Pedro). Está ubicado al final del paseo Mallorca dirección mar cerca de LA avenida Jaime III, que es una de las calles comerciales de Palma por excelencia, en una plaza llamada Porta de Santa Catalina. En esa misma plaza está actualmente la Biblioteca Pública del Estado, la que estaba en la Casa de Cultura, última parada de ruta del centro histórico del post anterior.

DSCN0210

El museo es un edificio del siglo XVI rehablitado respetando la zona de las murallas. Si os gusta tanto el arte moderno como la arquitectura os aconsejo que entréis a echar un vistazo. El interior es muy difáno pero tiene un antiguo aljibe que se puede utlizar para eventos y una azotea con buenas vista de la ciudad pero no sé si dejan subir y no es ese mirador al que me refiero. La entrada al edificio del museo es de pago pero el acceso al resto del baluarte es gratuito. Y hay dos zonas de interés, una es la terraza con el bar del museo que a un lado se ve la Catedral, al frente el puerto y al otro el castillo de Bellver que es nuestro siguiente mirador. Pero no podemos irnos sin pasar por el paseo de ronda de la muralla que se puede ver las mismas vistas con un poco más de altura. Es un mirador de la ciudad dentro de la ciudad.

castillo de bellver
Nuestro siguiente mirador, el castillo de Bellver es uno de los iconos de la ciudad, uno de los pocos de forma redonda que hay en el mundo. El nombre de Bellver no le puede venir de otra cosa si no las vistas. Está ubicado sobre una montaña a más de 100 metros sobre el nivel del mar rodeado de bosque. Es perfecto para ir hacer senderismo, running y se puede subir muy fácilmente a pie. Se puede subir en coche hasta el castillo pero no en trasporte público, sólo el bus turístico tiene parada en la puerta del castillo. La línea 3 os deja en la avenida Joan Miró. Está un poco a las afueras de la ciudad, en un barrio llamado el Terreno que es una zona de ocio nocturno y también cerca de Cala Mayor, una de las primeras zonas turísticas.Yo iba allí de pequeña al colegio y lo único que conocía era el castillo y el parque que había abajo en una de las entradas. El parque más o menos sigue estando, un poco diferente pero sigue teniendo los dos niveles que tenia. La última vez que fui había hasta tirolinas. Es la entrada que está en la calle Polvorín/ Carrer Polvorí que es calle adoquinada con casitas bajitas y algún que otro edifico, estrecha pero pasan coches.
Vistas de Palma desde el Castillo de Bellver
El acceso de ir directo en coche al castillo es de la calle Camilo José Cela, si el escritor del nobel tenía cierta vinculación con la isla y su hijo daba clase en la Universidad. Esa calle tiene acceso directo a la avda Joan Miró que termina en Cala Mayor. Y el mejor acceso a pie es por la Calle Bellver con escaleras de piedra hasta la cima dónde está el castillo. Es una ruta de senderismo con escalones pequeñitos, la versión más natural con camino de tierra o asfaltado está en la calle Polvorín. Pero esa ruta con la escalera es fácil y pasas por la ermita de San Alonso Rodríguez. La recompensa vale la pena arriba se ve toda la vista de la ciudad y la bahía abajo. Desde allí ya hay una cierta altura para ver la ciudad completa. Y ua que estáis allí aprovechad para ver el castillo que está abierto al público con la celda de Gaspar Jovellanos y el museo de la ciudad. Del castillo tenemos más info en este post.
DSCN0211
Cerca de allí pero no muy fácil de ver, está el siguiente mirador, otro museo de arte, la fundación Pilar i Joan Miró de Palma. El pintor vino a la isla cuando la zona de Cala Mayor no se había desarrollado turísticamente y compró una casa dónde está hoy la fundación. Evidentemente cuando le empezaron a construir moles se llevó el hombre un buen chasco aunque pensó que no durarían pero ahí sigue todo. La fundación comprende la casa-taller construida en los años 50 y un museo que se hizo en los 90 de tal manera que no se ve el entorno masificado, se ve el cielo, la montaña. Pero sales fuera del edificio y allí si que ves Cala mayor abajo, la parte de la ciudad que no se veía desde los miradores anteriores con las playitas que hablaremos después. Para llegar allí tenéis la línea de bus 46 que tiene parada en la misma fundación.
DSCN0213
Y ahora vamos a por el último mirador, que no era el más bonito pero si el más alto con la vista más completa. Con un nombre un poco especial, Na Burguesa (La Burguesa) que está saliendo de Génova pueblo llamado igual que la ciudad italiana pero que pertenece a la ciudad de Palma no tiene ayuntamiento propio. Es el pueblo dónde va la gente a comer caracoles, conejo y otros platos de las gastronomía mallorquina y cenas de pamboli, de pan con tomate y embutidos. Pues arriba empezando a subir a la montaña hay un oratorio de la virgen de la Paz con un restaurante que allí ves toda la bahía y la ciudad desde una buena altura. La zona de Na Burguesa es también una pequeña sierra con rutas para senderismo más completo que lo del Castillo de Bellver que puede ser un aperitivo.

4.Darse un chapuzón en las playas de Palma

DSCN0220
Después de ver la ciudad y el mar de regalo a veces, ¿no dan ganas de relajarse y darse un baño en la playa? Pues sin salir de Palma es posible, no son las playas espectaculares del resto de la isla pero para un rato valen. Empezamos por la playa de Cala Mayor que es la que se ve desde algunos de los miradores, es una playa pequeña perfecta para un bañito en junio o septiembre, en pleno verano no se cabe. El agua es transparente, tanto que a veces se han encontrado medusas. A esta playa se llega con las líneas 3, 20 y 46.
Playa Ca'n Pere Antoni Palma
La siguiente playa en el mapa es Can Pere Antoni (la casa de Pedro Antonio) en el mismo puerto de Palma, es la playa más urbana de todas. Ya tiene un tamaño más grande y arena más o menos buena. Para los que no se quieren ir lejos de la ciudad, esa es la playa. Está la lado de un puerto deportivo llamado Portixol. En verano también se debe llenar pero como es grande no tanto. No lo puedo decir mucho porque creo que no me ido a bañar a esa playa, ya que tenía que ir en bus iba a otras más lejos. A esta te lleva la línea 15, la del Arenal, la 28 y la 30.

playas
A partir del Portixol empieza una parte de playitas y puertos hasta llegar a Can Pastilla y el Arenal que son las más conocidas. Aquí la recomendable es Ciudad Jardín, Ciutat Jardí. No son zonas muy masificadas. A esta recuerdo haber venido de noche a celebrar san Juan en junio.

playas

Y por último las de Can Pastilla y el Arenal que la mayor parte sobre todo del Arenal pertenece a Palma. La playa de Can Pastilla es una zona como más familiar con una parte de parque y para hacer deportes. Y La playa del Arenal también conocida como Playa de Palma es de las zonas más turísticas de Mallorca. Es una playa enorme de 7km de arena blanca, el agua en ocasiones en algunas zonas deja mucho que desear pero sitio para tumbarse y coger bronce en alguna parte hay seguro. Una zona que está más o menos bien es la del Pilarí. También podéis llegar con la línea 15 pero para venir más directamente está la línea rápida 23 que no hace paradas intermedias en Ciudad Jardín y te ahorras un buen rato de trayecto.

Deja un comentario