El parque de Doña Casilda, un pulmón verde en Bilbao

  • por
parque dona casilda 640

Después de pasear por el parc de la Tête d’Or en Lyon vamos a pasear por otro parque donde también hay animales pero clásicos para un parque urbano. Se trata del Parque de Doña Casilda en Bilbao. En octubre cuando visite esta ciudad de Euskadi pasee por este parque después de visitar el Museo de Bellas Artes que se encuentra junto a él. Y además es el parque que cierra los 5 parques que más nos gustaron en 2011.

El parque de Doña Casilda esta ubicado en la zona de Abando en el barrio de Indaucho. Recibe ese nombre de la propietaria de los terrenos Casilda Iturrizar que los donó para la construcción del parque que empezaría en 1907. Doña Casilda era la esposa de uno de fundadores del Banco del Bilbao.

Al fallecer su marido Tomás José Joaquín de Epalza y Zubaran dedicó parte de su fortuna en ayudar a los más desfavorecidos, financiando escuelas y dando becas a estudiantes brillantes sin recursos a parte de colaborar con organizaciones de beneficencia. Además del parque, la calle donde residía se llama Viuda de Epalza en su honor.

El parque diseñado por el arquitecto Ricardo Bastida y el ingeniero Juan de Eguiraun al estilo de jardín inglés. Era hasta hace poco uno de los pocos pulmones verdes de la industrial y tildada de gris de la ciudad de Bilbao. El museo de Bellas Artes que comentamos antes que se encuentra allí fue construido en los años 40 en ese mismo espacio.

Parque Doña Casilda Bilbao

Y aunque no cuente con un zoo completo como el de Lyon, también se pueden ver animales, pavos reales, cisnes y patos. Por eso el parque es conocido también como parque de los patos. Se pueden ver enfrente del museo de Bellas Artes bajando hacia el estanque con chorros de agua.

Cuando lo visite en octubre, tenia un tono tostado que me hizo recordar el Parque Lazienki de Varsovia que también hay un pavo real y un estanque. Saliendo del museo, llevaba rato queriendo comer un helado y eso que no hacia calor y justo había un pequeño puesto con helados y un poco más allá lo que debía ser la central.

Pero compré el helado en el puesto, no me acuerdo de que sabor ahora mismo y me senté en un banco cercano a comérmelo. Después bajé a ver el estanque y a los patos y pasear un poco antes de dejar el lugar.

Esta fue una de las sorpresas que me deparó la ciudad vasca en el fin de semana que pasé allí, así que si vais por ahí pararos un rato antes o después de ver el museo Bellas Artes. No todo es el Guggenheim en Bilbao.

Hasta la próxima.

3 pensamientos sobre “El parque de Doña Casilda, un pulmón verde en Bilbao”

  1. Hola, quisiera preguntarle donde consiguió los datos históricos del parque porque me interesaría conocer la historia, la transformación y planificación de este parque por motivos de investigación. Muchas gracias

    1. La información es de la wikipedia de la bio de Casilda Iturrizar que figura en el post y lleva a más info sobre el parque. Tratandóse de un parque público en el ayutamiento de Bilbao deben poder dar más información para su investigación.

Los comentarios están cerrados.