israel-en-10-dias-los-hoteles-640
Hall del Hotel Leonardo de Jerusalén

Tras el pequeño resumen en la última parte del viaje a Israel nos queda por el momento hablar un poco de los alojamientos que utilizamos durante nuestra estancia en el país. Los hoteles vinieron dados por la agencia, por cada categoría en este caso hay un único establecimiento. En los viajes combinados es habitual que haya varias categorías de hoteles con normalmente uno o varios establecimientos. Los hoteles incluidos en este tipo de viajes al ser realizados en grupo suelen ser grandes y parecidos a los hoteles urbanos pensados para viajeros de negocios. Hoteles preparados y adaptados a trabajar con agencias con las que tienen acuerdos especiales de precios por la gran cantidad de habitaciones que les pueden reservar. Esto tiene sus ventajas e inconvenientes adaptados al tipo de viaje que se realiza.

Seguramente de haber hecho este viaje por libre, no sé si me hubiera decantado por estos hoteles no sólo por como fue la estancia si no porque cuando viajo por libre tengo otras necesidades y preferencias. Pero me parece interesante compartir la experiencia porque creo que os puede ayudar a elegir alojamiento si decidís hacer este viaje por libre, lo cual es también una buena opción sobre todo si repetís destino y queréis hacer algo diferente al viaje anterior.

Para este viaje los alojamientos elegidos fueron los de la categoría plata como comenté en el resumen de la crónica del viaje. El circuito incluía tres hoteles, uno en Jerusalén, un kibbutz en el norte de Israel y otro hotel en Tel Aviv.

Hotel Leonardo, Jerusalén

leonardo-hotel-jerusalen-640
Entrada Exterior Hotel Leonardo

Situación

El hotel de Jerusalén se llama Leonardo y forma parte de una cadena hotelera del mismo nombre. Leonardo hotels está presente además de Israel, en varias ciudades de Alemania, Austria, Bélgica, Hungría y Suiza. Es muy similar a un hotel urbano de gran cadena hotelera que podrías encontrar en una ciudad capital. Es un hotel bastante grande construido a la manera tradicional de Jerusalén con al menos la fachada recubierta de piedra. Desde los tiempos del mandato británico las leyes urbanísticas obligan a hacer este tipo de construcciones para mantener el equilibrio con la ciudad vieja. Aunque el hotel no se encuentra allí, está diez minutos a pie de la puerta de Damasco, una de las entradas. Tiene bastante buena ubicación por la distancia a pie a la Ciudad Vieja y por la cercana parada de tranvía, Shivtei Yisrael. Esa es la parada anterior a la puerta de Damasco, después viene el ayuntamiento City Hall y Jaffa Center ambas en la calle principal Jaffa-Yafo. Enfrente, cruzando las vías del tranvía hay un barrio judío ortodoxo con algunas tiendas de alimentación y una de cambio de divisas. Y al otro lado tenéis un barrio musulmán con locales abiertos en Shabbat. En la misma calle del hotel, St George hay varios hoteles más por lo que está llena de autobuses y coches ya que está un poco recogida de la avenida principal Sderot Hayim Barlev donde pasa el tranvía.

vistas-nocturnas-leonardo-jerusalen
Vistas nocturnas Hotel Leonardo

Interiores

Los interiores del hotel son bastante amplios, la entrada con la recepción, tiendas, cafetería y salas para eventos. También hay un restaurante donde se sirve las comidas, gimnasio, sinagoga y piscina. La piscina es pequeña aunque parezca lo contrario y suele estar llena de familias con niños. En estos hoteles se alojan bastante familias judías para sus celebraciones religiosas publicas como el shabbat o más privadas como bodas o bautizos .

Desayuno

Eso se nota en al alimentación sobre todo en el buffet de desayuno con productos kosher que se adapta a las festividades religiosas. En la mayoría de hoteles de Israel en Shabbat no ofrecen bebidas o comidas que se preparen al momento, eso incluye la cafetera, ese día la tapan y ponen fogones con jarras metálicas de leche, café y agua. Y eso que la cafetera es automática, solo hay que pulsar un botón para obtener la bebida. No hay muchas opciones a elegir y tampoco se puede decir que el café sea bueno. Los zumos tampoco, sólo hay disponible zumo de naranja o de limón exprimido de no se sabe cuando con mucha agua. El buffet del desayuno no es precisamente escaso pero con opciones a las que en España no estamos acostumbrados. Ensaladas, huevos cocinados, revueltos o duros, pasta, rebozados, verduras, quesos como opciones saladas. En cambio como opciones dulces, croissanes y algunos bizcochos y muchas clases de pan. También yogures, mermeladas, mantequillas y cereales. Y por supuesto nada de embutidos, ni salchichas porque lleva cerdo claro. Para un brunch podría estar bien pero el restaurante para el desayuno está abierto desde 6:30 hasta las 10:30. Con los viajes organizados se tiene que desayunar a las 7 porque te recogen sobre las 8 y teniendo en cuenta que en Israel es una hora más, para nuestro estómago serán las 6 de la mañana. Los buffet de desayuno son un poco diferentes a lo que estamos acostumbrados en bastantes hoteles de Israel, sobre todo en estos grandes.

Check-in y comodidades habitación

Al hacer el check-in y esto también es habitual, te dan un sobre con el nombre y dirección del hotel. En este caso también esta tu nombre, apellidos, número de habitación y fechas de estancia. Dentro del sobre están las tarjetas-llaves de la habitación y otras dos tarjetas que ponía towel card, que sirven que te den toallas en la piscina. La habitación que nos tocó en el 4 piso era grande con una parte de salita al lado de las camas con una mesa redonda y una silla. La ventana daba a un lateral se veía parte de la piscina abajo y una sala con mesas y sillas. El baño es bastante completo y la ducha no tiene mampara sino cortina, en los otros hoteles también las duchas eran así.
En la televisión hay un canal en español, el 24h de TVE y por supuesto hay WIFI gratis. Antes era un servicio de pago y no estaba puesto aún muy claro en la web. Pero ahora hay que pedir los datos de acceso en recepción. La red Wifi es libre pero hay que iniciar sesión en el navegador del dispositivo con los datos que os den. Es algo lento el servicio pero de momento han dejado de cobrarlo.

Precio y reservas

>La habitación doble superior para dos adultos, está algo escondida entre las opciones de habitaciones que incluyen niños se encuentra desde 128€/noche sin desayuno y desde 142€/ noche con desayuno. Tened en cuenta que los precios son por habitación, no por persona. Existe otro hotel de la misma cadena llamado Leonardo Plaza que es más caro y alejado del centro.

 

 

Hotel Metropolitan, Tel Aviv

vistas-nocturnas-metropolitan-hotel
Vistas nocturnas hotel Metropolitan, Tel Aviv

Situación

Este fue el último hotel del viaje, es parecido al Leonardo porque es un hotel grande también pensado para grupos. Está en una torre al lado de la playa, el edificio es alto pero menos que otros edificios vecinos. Comparado con el Leonardo deja mucho que desear y este seguro que no lo reservaría.

Desayuno

El buffet del desayuno también es parecido pero algo escaso con café y zumos imbebibles. Y lo peor de todo el personal del desayuno, hay una gran parte de personal que no se sabe que hace porque no sirven nada, ni les puedes pedir nada con lo cual parece que solo están para vigilar y es bastante molesto. Como diplomada en turismo y conocedora de como funcionan los hoteles, me parece muy extraño como funciona ese hotel.

Habitación y baño

Igual de extraño que de como funciona la cortina de la ducha que no se aguanta a la pared no se sabe cómo. Lo digo porque el segunda día se cayó sin más y no porque estuviera rota. Era como si nunca hubiera estado puesta, ninguna marca en la pared, nada en las puntas de la barra de pintura que parecía que tendría que haber. Menudo susto, porque así no había manera de arreglarla parecía. Al bajar a desayunar fui a recepción y le dije que se había caído la cortina de la ducha. Pues la recepcionista lejos de sorprenderse, me dijo llamaré al de mantenimiento. Al volver de desayunar ya estaba colgada la cortina como si nada. Por lo visto, no es algo raro pero no es nada agradable porque El baño se veía reformado y bastante bien aunque los productos de cortesía, jabones, champús y cremas no estaba muy allá.

metropolitan-hotel-habitacion-640
Habitación Hotel Metropolitan Tel Aviv

La habitación del piso 15 de 16 era mediana y con una ventana pequeña que no se abre del todo. Pero aun si se veían algunas vistas de la ciudad y la piscina. La piscina es algo más grande pero también si hay niños no hay mucho espacio. Para quien le gusta la arena tan fina de la playa no está mal, pero la playa está cruzando dos calles. Algo que parece que al constructor se le debió olvidar porque hay moqueta en las habitaciones. Si no se va cuidado se queda todo perdido con esa arena tan fina.

Otros aspectos a destacar

Ventajas que tiene el hotel, el internet gratis y fácil de usar sin iniciar sesión en el navegador y la ubicación. A parte de al lado de la playa está cerca de las calles principales del centro con bastantes buenas opciones para comer tanto comida internacional como local.

metropolitan-hotel-bano-640
Baño Hotel Metropolitan

Precio y reservas

Eso si no acaban de justificar los 180€ la noche con desayuno que como mínimo que sale la habitación doble del Metropolitan en Booking. Tel Aviv debe tener mejores hoteles a precios más baratos que este sin duda para un viaje por libre. Si os viene con el paquete pensad que pagáis mucho menos por suerte.

 

 

Kibbutz Hagoshrim, Galilea

Historia

Dejamos lo mejor para el final, un buen hotel y una interesante experiencia para un viaje a Israel sea por libre o en grupo. A principios del siglo XX con la llegada de los primeros inmigrantes judíos que llegaban a Palestina, aparecieron una serie de comunidades agrícolas e industriales basadas en los principios socialistas. Un lugar donde todos contribuían y recibían según su capacidad y necesidad respectivamente, donde todos eran iguales y propietarios de nada y de todo. Algo difícil de creer que llegó a funcionar y fue decisivo para el desarrollo del estado de Israel. El kibbutz daba casa, trabajo, comida y hasta educación a los hijos. También pagaba viajes al extranjero y daba una pequeña asignación monetaria para comprar lo esencial que no se produjera en el Kibbutz. En los Kibbutz se llevaba a cabo una vida comunitaria, todos los miembros comían juntos 3 veces al día y los niños se educaban e incluso vivían juntos en una especie de internado no en casa con sus padres. Todo el mundo ganaba lo mismo trabajara o no dentro del Kibbutz. Pero llegó un momento que los Kibbutz entraron en crisis y tuvieron que empezaran a cobrar o suprimir ciertos servicios, comedores, escuelas y hacer frente que no todo el mundo quería cobrar igual por diferentes trabajos. A parte de eso tuvieron que buscar nuevas formas de conseguir ingresos, las producciones agrícolas e industriales no les alcanzaban. Lo primero que hicieron fue pedir ayuda al Estado y este les autorizó a vender parcelas para que gente ajena al kibbutz se hiciera casas. En Israel el estado es el propietario de la tierra siempre por lo que no se puede comprar o vender, lo que si puede conseguir es el derecho de edificación.

hagoshrim-hotel-entrada-640
Entrada Kibbutz Hotel Hagoshrim

Pero algunos kibbutz decidieron también introducirse en el mundo de la hostelería y construir hoteles en sus terrenos. Este fue el caso de este Kibbutz, Hagoshrim al norte de Israel cerca de la frontera con el Líbano a los pies de los Altos del Golán. El kibbutz se fundó en 1948 por judíos procedentes de Turquía que aparte de dedicarse a la agricultura tenían fabricas de productos de madera y de un producto muy revolucionario, sobre todo para nosotras. A partir de 1986 en este kibbutz empezó la producción de la primera depiladora eléctrica, la epilady, marca epilady.

Servicios generales

Y como todos los Kibbutz se hicieron un hotel en el que fue el palacio de invierno de un mandatario otomano. Y la verdad es que si, el lugar se aproxima bastante a un palacio. Y no porque el edificio sea espectacular sino sobre todo por el nivel de servicio que ofrecen.

hagoshrim-hotel-lobby-640
Lobby Hotel Kibbutz Hagoshrim

Habitaciones

Se trata de un hotel bastante sostenible, no se autoabastece con el kibbutz completamente, pero si con productos del país y la mayoría de procesos son ecológicos. El hotel es un complejo de varios edificios con diferentes categorías de habitaciones. Nos tocaron las que resulta que son las más sencillas, las tipo clásicas campestres pero de no de la casa estilo campesino pobre si no de la del dueño del latifundio. La habitación es algo más pequeña que los otros hoteles. Estas tipo de habitaciones tienen un pequeño balcón, nevera como todos los otros dos hoteles. El baño estaba muy bien y los jabones y champús de los amenites están bastante bien.

hagoshrim-hotel-habitacion-640
Habitación Hotel Kibbutz Hagoshrim

Otros servicios y desayuno

En el hotel hay piscina, gimnasio pero al estar solo una noche no los pudimos ni ver. Lo que si vimos antes de irnos un poco el Kibbutz ya en el coche. Y lo que también es superior al resto es en la alimentación aunque sea el mismo tipo de buffet en los otros hoteles. El zumo de naranja es más natural y el café es mejor. Hay más oferta de cosas dulces y en general se come mucho mejor. Fuera del desayuno también un restaurante para cenar y una cafetería con bocadillos. Los bocadillos son grandes para compartir llevan acompañamiento, perfecto para cenar ligero dos personas. Probamos uno de salmón por menos de 15€. A parte de eso en la entrada del edificio que hace de recepción hay frutos secos como plátanos fritos.

Precios y reservas 

Pues dormir en un entorno natural, una comuna agrícola más o menos en activo y donde se inventó la epilady sale según booking 168€ la habitación clásica para dos personas con desayuno. Si se quiere conocer como era kibbutz y dormir en él, esta puede ser una muy buena opción. En este si que repetiría de hotel, por el hotel y por la zona que está al norte del país que hay mucho que ver.

Israel en 10 días: Los Hoteles