Die Mauer (El muro de Berlin) – Cómo visitarlo y saber más

die mauer 640

¿Como puede estar una ciudad divida por un muro? Eso me pregunté el 10 de noviembre de 1989 mientras veía los berlineses pasar a la otra parte de su ciudad que no conocían. 20 años después en mayo de 2009 tenia delante mio unos restos reales de aquel muro, una parte de die Mauer visita ineludible en el renovado Berlín, ciudad que ya he visitado 3 veces y siempre me sorprende.

Esos restos se encuentran cerca del Checkpoint Charlie, punto de acceso C ( Charlie es en el alfabeto aeronáutico) al Berlín oriental donde se puede ver un museo, una caseta con un soldado y carteles en inglés, alemán francés y ruso de ”Esta usted dejando el sector..” Ese lugar lo visite en enero de 2008, la primera vez que visité la ciudad. Pasé por allí y apenas me fijé en los carteles.

Checkpoint Charlie, Berlin

Al lado de los restos se puede ver una explicación de la historia del muro que cubría una zona circular mas o menos la zona que recorre el S-Bahn (tren rápido, metro comunista). Si lo del muro puede parecer sin sentido, que hicieran a la gente bajar del tren y cambiaran al conductor para continuar el trayecto al cambiar de zona ya es ridículo. Por lo visto había que retener a la población dentro y que no fueran al sector americano. Aun así la gente lo intentaba, saltando el muro que era doble, cruzando el lago Wansee en la entrada de Potsdam, algunos lo conseguían, otros morían o los mataban hasta el 9 noviembre de 1989 que un ministro metió la pata y aceleró la apertura. En ese momento la RDA estaba ya en horas bajas y pretendían abrirse un poco pero al ministro se la fue la lengua. Dijo que se iban a permitir los viajes y la pregunta de un periodista lo hizo hablar de más. Y así que fue como tocó abrir los diferentes puntos de acceso como el Checkpoint Charlie. Días después tiraron parte del muro, dejando al descubierto la Puerta de Brandemburgo, que es uno de los iconos de la ciudad.

Publicidad

Descubrimos ese lugar gracias al Freetour de New Berlín Tours, que podéis reservar en Civitatis. Tenemos acuerdo con Civitatis y las comisiones que recibimos por las compras que realicéis en su sitio web, de este y otros proveedores con que trabajamos las invertimos en ofrecer contenido independiente. Al finalizar el tour pagad al guía lo que os parezca conveniente por el tour prestado, aquí lo de free viene de precio libre. Aún así puedo decir que esos guías se curran los tours y merecen un pago acorde al servicio que prestan. En este caso recibimos una comisión fija de Civitatis de 0.40€, independientemente de lo que le deis al guía. Este tour no se paga en Civitatis, se paga al guía que os lo haga al finalizar. Si os sirve de referencia esta empresa cobra sus otros tours a 13-14€.

A parte de ese tour, recomendamos otros dos para ver el muro también de Civitatis, estos ya a precio fijo y se pagan en Civitatis, de estos ya si recibimos una comisión acorde al precio de compra.

Ventajas de reservar en Civitatis.com

  • Tours mayoritariamente en Español
  • Cancelación gratuita 24/48h antes según la actividad
  • Sin sobreprecios ni costes ocultos
Este post contiene enlaces publicitarios que consideramos relevantes para nuestros visitantes. Con la compra o reserva (en este caso que se haya completado la estancia) efectuadas desde el sitio web del anunciante a través de los enlaces indicados, recibimos una pequeña comisión que nos ayuda a mantener este blog y ofrecer información de viajes independiente. Muchos de estos servicios los hemos utilizando como usuarios reales, pagando por el servicio.

A parte de Berlín, hemos hecho ese tour en otras ciudades con ellos y podemos decir que dan explicaciones muy interesantes de todos los lugares. Una de las razones por las que lo recomiendo es por este tour de Berlín dónde descubrimos lugares como este que hicimos en mayo de 2009. En mayo de 2009, no teníamos abierto el blog y diría que Civitatis tampoco existía.

Potsdammer Platz Berlín

Si no no hubiera podido ir y contarlo ahora. Porque antes de la caída/ apertura del muro era realmente complicado. Una tía de mi madre que en los años 60 del siglo pasado viajaba por Europa sobre todo por Londres y París, me contó que no habían ido a Berlín porque el pasaporte español no valía.

DSC_0028

A parte de esos restos del muro reales, existen otros más conocidos por sus murales pintados. La East Side Gallery, la galería de la parte oeste. Allí se pueden los dibujos del coche cruzando al frontera, los governantes besándose. Tanto esta parte, a la que se llega en metro U Schlesisches Tor de las líneas U1 y U3.

Berlín 2015

Además de los restos de los muros más o menos pintados, existen dos museos que se pueden visitar sobre la vida en la Alemania Comunista que incluyen el periodo bajo la división del muro. Uno es el conocido DDR en la isla de los museos y el otro es el Alltag Museum en la Kulturbrauerei. Ese museo a diferencia del DDR tiene entrada gratuita y las exposiciones contienen muchos objetos reales o hechos especialmente para la muestra de situaciones cotidianas en esa época. Es una forma divertida de conocer más sobre ese período de la historia de la capital alemana.