Crónica del TBMCATSUR (I): Un día en Tarragona

Los encuentros de blogueros de viajes siempre tienen dos caras, la de congreso con sus charlas y talleres y la otra mucho más lúdica y gastronómica pero también viajera. Un tbm es siempre una buena excusa para viajar y conocer lugares. Y esta vez en Tarragona y Terres de l’Ebre no iba a ser la excepción había un completo programa antes y después de las jornadas en el Palau de Congressos de Tarragona.

Empezando el viernes antes del congreso, había diferentes actividades para conocer la ciudad de Tarragona. Por horarios me quedé con la catedral experience que se terminó haciendo por la tarde, así que tuve tiempo de pasear por la ciudad y volver rincones que había visto en mi visita anterior hace 7 años. Desde luego, como pasa el tiempo, fue en 2006 seguro, así que son 7 años.

Desde la estación de trenes donde llegué a las 11 de la mañana, pasando por el palau de congressos para tener claro donde ir después por la tarde, fui hasta la Rambla Nova. Al final o al principio, en dirección mar esta el famoso balcón del Mediterráneo. Según me indicaron por Twitter, existe la leyenda que si tocas la barandilla vuelves a la ciudad. No recuerdo si lo hice esta vez, pero desde luego la otra vez seguro que debí hacerlo, ya que he vuelto.

TBMCATSUR Tarragona y Terres de Ebre

Después del balcón del Mediterráneo, fue el momento de pasear por la Tarragona romana. En la época clásica era una ciudad muy importante y no es difícil encontrar vestigios romanos por todas partes. Abrir calles y construir edificios a veces es como hacer excavaciones arqueológicas. Debe ser un gran reto para los arquitectos hacer las adaptaciones para preservar los restos que se encuentran e integrarlos en las construcciones.

Aunque la mayoría de lugares arqueológicos se conservan en más o menos su estado natural, antiguo circo romano, el anfiteatro, las murallas. En el caso de las murallas se encuentran en un lugar llamado paseo arqueológico al límite del casco histórico. Se trata de un recinto cerrado donde s

e puede pasear por las murallas y ver algunas estatuas y cañones. Normalmente se pagan 3,65€ de entrada pero el fin de semana del Travel Bloggers Meeting se podía visitar sin coste porque coincidía con el Festival Tarraco Viva.

Tras pasear por las murallas, llegó el momento de visitar la catedral, de origen gótico y algo mayor que su homónima de Barcelona, 14 metros más de largo nos comentó nuestro guía. El edificio esta construido en parte sobre un antiguo templo romano eso explica que su claustro este situado en su parte lateral y no en el centro.

En el recinto también hay un museo con objetos destacables, tapices y elementos religiosos. Pero lo que realmente destaca es la torre del campanario a la que pudimos subir y contemplar una buena vista sobre Tarragona. En la torre se encuentra lo que se llama un vértice geodésico que sirve de referencia para hacer mapas y de indicaciones para calculo de distancias para orientar los GPS. En un lugar muy estratégico esta situada esa catedral.

TBMCATSUR Tarragona y Terres de Ebre

El fin de la jornada inaugural del TBMCATSUR, lo puso un concierto de instrumentos romanos que inicialmente tenia que tener lugar en el Anfiteatro Romano pero por las condiciones meteorológicas se tuvo que realizar en la Torre del Pretori. Un antiguo edificio romano donde se llevaban a cabo acciones muy poco divertidas, se trababa de una sede administrativa tal como nos explicó el director del Festival Tarraco Viva. Lo que si fue muy divertido la lección de historia que nos dio, por lo visto los romanos ya usaban twitter para comunicarse rápidamente.

Los famosos grafitis romanos, textos grabados en piedra podrían ser perfectamente precursores de los tweets. Tras la clase de historia, llegó el momento del concierto de música romana cargo del grupo Ludi Scaneci. Se trata de un grupo italiano que ha investigado sobre la música de la época romana y ha reconstruido instrumentos.

Gracias a eso nos podemos hacer una idea de como era la música en la época. No me pude resistir a grabar algún vídeo y poner aquí un pequeño aperitivo del concierto.

Ahora bien no tiene comparación el cóctel que nos ofreció la ARPA, la asociación de restauradores de la parte alta de Tarragona en el antiguo ayuntamiento a base de tapas y arroces. Que sería un tbm sin la oferta gastronómica, pues esa fue la primera cena y aquí el fin de la primera parte de la crónica. Seguiremos con la cena sorpresa del día siguiente y la ruta del domingo por la zona.

4 ideas sobre “Crónica del TBMCATSUR (I): Un día en Tarragona”

Los comentarios están cerrados.