Binissalem más allá de les Festes des Vermar

  • por
binissalem

Septiembre es mes de vuelta al cole, pero también de fiestas y de recogida de la vid en muchos lugares, por separado o junto. En este caso nos referimos a las fiestas, de vuelta la cole en esta isla no se puede hablar mucho. Así lo hacen en Binissalem con sus fiestas des Vermar, Vermar es la palabra mallorquina para vendimiar, y justo la fiesta consiste en eso celebrar la vendimia. Quizá esa sea una de las razones para visitar este pueblo vinícola en Mallorca, ya que esta debe ser de las pocas fiestas de la vendimia que se celebran en la isla.

Y desgraciadamente bastante desconocida para los propios mallorquines, yo la primera que conozco detalles de la fiesta pero jamás las he vivido. Si este post debería hablar de eso, de como eligen a los vermadores, vermador y vermadora al estilo de rey y reina de las fiestas que se hace en otros lugares aunque estos solo reinan sobra las uvas que pisan a modo de demostración. También del plato estrella de la fiesta, els fideus de Vermar, fideos con carne,sobrasada que la salsa lleva por supuesto vino del pueblo que tiene su propia denominación. Pero como estas cosas siempre se nos pasan, no podemos hablar de las fiestas pero si del pueblo que tiene encanto de sobra para ser visitado en cualquier época del año y eso si lo hemos hecho.

binissalem-veremadors

Binissalem esta situado en el centro de la isla entre Lloseta e Inca y es muy fácil llegar ya que cuenta con estación de trenes y todos los trenes excepto el Inca Express paran allí. Su nombre deriva de hijos de la paz o de Ssalam y la zona esta habitada desde tiempos prehistóricos. En la época romana sus vinos eran muy apreciados y siempre se ha considerado junto con Felanitx, una de las principales zonas vinícolas de la isla. Por el pueblo están repartidas bodegas grandes y pequeñas que comercializan sus caldos con Denominación de Origen Binissalem. En la plaza de la iglesia principal dedicada a San Jaime patrón del pueblo, hay una estatua homenaje a los vendimiadores.

binissalem-party

Pero el vino no es la única razón para visitar Binissalem, otra podría ser su tranquilidad y sus calles empedradas de casas de piedra de antaño bien conservadas. Los viernes se celebra su mercado local con productos típicos de gastronomía y artesanía. Los senderistas encontrarán también lugares para pasear por los alrededores a los pies de la sierra de Tramuntana. Y no faltan tampoco lugares de interés como la casa donde vivió el escritor Llorenç Villalonga autor de Mort de Dama (Muerte de Dama) y Bearn largas temporadas con su esposa binisalemera. La casa esta abierta al público y se puede visitar de forma gratuita, ya hablaremos de ella más adelante.

Y algo que muy poca gente debe saber, no hace falta que diga que la gente de Binissalem les gusta mucho la fiesta pero también desde hace poco también les gusta hacer teatro. Y no lo hacen nada mal y además a precios muy asequibles. Se dice que llegaron unos forasteros al pueblo y fueron persiguiendo gente por las calles para preguntarles si querían hacer teatro, diciéndoles que sería fácil, que solo era una vez a la semana. Como les engañaron a los pobres, no les dijeron que tenían que representar una obra al final de curso. Esa historia se repite cada año, la compañía de teatro del pueblo, Xamo Xamo que realiza talleres para niños, adultos y jóvenes que acaban representando obras de producción propia. Para muchos es la primera vez que se suben a un escenario, es un teatro totalmente amateur apoyado por profesionales pero con gran calidad que ha llegado a ganar premios.

Este año fui a ver la obra del taller de adultos que se estrenó en marzo y puedo dar fe de lo bien que lo hacen. La comedia Party es una muestra de humor inteligente de como para salir de la crisis montando una empresa de amigos de alquiler que da pie a todo tipo de situaciones divertidas. Durante el resto del año también van haciendo actuaciones con otro tipo de obras, lo hacen en catalán pero aun así no deja de ser una buena excusa para pasar una tarde divertida en Binissalem aunque no se vaya a las fiestas des Vermar.

Los comentarios están cerrados.