Paseando por dos descobrimentos en Belém Lisboa (II)

monumento-descubrimientos-belem

En el post anterior paseando por Belém nos quedamos en el monumento a los Descubrimientos. Un enorme monumento en forma de proa de barco bien cargado como el camarote de los hermanos Marx. Puede asustar un poco pero es la manera que eligieron en el país de conmemorar las expediciones portuguesas de los siglo XV y XVI en la era de los descubrimientos o Era dos descobrimentos (ou das Grandes Navegações) en portugués. Las famosas expediciones para encontrar el camino a la India circunnavegado África para llegar hasta el océano índico y de allí llegar a Asia cuando no se aceptaba que la tierra era redonda. El objetivo de esas expediciones era principalmente el intercambio comercial y las ansias de expansión de Portugal que fueron posibles gracias al apoyo económico del infante D. Henrique más conocido como Enrique el Navegante. Con estas expediciones además de sustentarse ya que recibía un parte de las ganancias conseguidas, recibía información de primera mano para elaborar los mapas del mundo en su escuela de Cartografía de Sagres. En el post del concurso del btlisboando ya había hablado de eso pero no conocía la relación suya con este monumento.

El monumento actual es de la misma época que el puente 25 de abril y el Cristo Rei, parece que era la tendencia de ese momento, las grandes construcciones. Y en este caso también es una réplica, el original fue creado para una especie de exposición universal centrada en el mundo portugués, Portugal, Açores, Madeira, Mozambique, Macao y otras colonias además de Brasil como país invitado. Aquello se organizó debido a una curiosa coincidencia, en 1140 se fundó Portugal y en 1640 consiguió la independencia de España por lo que 1940 se les ocurrió que era un buena fecha para hacer una exposición sobre la historia del país. De ese evento histórico he podido encontrar un documental al más puro estilo NoDo Español de casi una hora que podéis encontrar en youtube en el que se ve toda la zona de este paseo con la estatua original. Estatua que decidieron quitar en 1958 para poner una réplica en 1960 para conmemorar el quinto centenario de la muerte de Enrique el Navegante como personaje destacado de los descubrimientos. El Padrão dos Descobrimentos como se lo conoce popularmente es un monumento de 52 metros de altura con forma de carabela que incluye el escudo de Portugal y la espada que es el símbolo de la Dinastía Avis, familia a la que pertenecía el infante D. Henrique. Donde además esta representado él mismo junto a otras 32 figuras, navegantes, escritores, científicos, descubridores y algunos miembros de su familia. A parte de monumento es otro mirador más de la ciudad, ya tiene un ascensor y una escalera para subir a lo alto y ver todo Belém desde la cúspide.

mosaico-descubrimientos-belem

Pero abajo del monumento hay también hay mucho que ver en el suelo también de la misma exposición, sale en el vídeo, hay un mosaico con una rosa de los vientos y mapamundi con las conquistas portuguesas con sus respectivas fechas.

Y otro monumento más pequeño que no hay que dejar de ver, si el otro era una carabela, este contiene una avioneta clásica que conmemora el primer vuelo al atlántico sur entre, como no podía ser de otra manera Lisboa y Rio de Janeiro. En la placa adyacente se puede leer la dedicatoria a Sacadura Cabral y Gago Coutinho que fueron los primeros aviadores portugueses en hacer ese recorrido en 1922.

Y nos queda otro monumento en esa zona más conocido, la Torre de Bélem. Se trata de una construcción del siglo XVI en el estilo Manuelino igual que los Jerónimos como torre de defensa y prisión inicialmente. En 1983 la Unesco la declaró patrimonio de la humanidad. En su interior conserva salas que se pueden visitar. Más tarde fue utilizado como aduana, telégrafo y faro.

torre-de-belem

Para acabar este paseo por los descubrimientos portugueses, nada mejor que hacerlo en las coordenadas 38º 41′ de donde salían los barcos las expediciones de los descubrimientos, que esta un poco más allá donde se encuentra el Hotel Altis Belem, que tiene un bar con el mismo nombre. Allí es donde termino el viaje a Lisboa y un buen lugar para terminar este paseo por los Descubrimientos portugueses que nos descubre el Arquitecto Viajero en su blog.

Paseando por dos descobrimentos en Belém Lisboa (I)

Paseando por dos descobrimentos en Belém Lisboa (I)

paseo-por-belem
Hoy vamos a recorrer una preciosa zona de Lisboa, ya hicimos un paseo de Rossio a Santa Justa hace meses. Ambos paseos fueron parte del BTLISBOANDO del año pasado. Esta vez se trata de la zona de Belém en la desembocadura del Tajo con muchos puntos de interés para visitar en una sola tarde. Cultura, ciencia, historia y gastronomía se mezclan en ese lugar, así que hay entretenimiento para rato. El mejor lugar para empezar la ruta es el Mosteiro dos Jerónomios o Monasterio de los Jerónimos donde os dejará el tranvía 15 desde el centro. Fue construido en el siglo XVI para celebrar el éxito de la expedición de Vasco de Gama a las Indias.

claustro-jeronimos-lisboa

De estilo manuelino típico de Portugal que mezcla gótico tardía con renacimiento. Es un lugar con muchos usos, allí reposan los restos de varios reyes y personajes ilustres de la historia de Portugal, el propio Vasco da Gama entre ellos y escritores como Fernando Pessoa. También alberga dos museos, el de Arqueología y de la Marinha, al que me deben una visita. Lamentablemente no nos dio tiempo de entrar en esa ocasión, pero a mis padres hace un par de años que viajaron a Portugal si que les dio y volvieron impresionados. El edificio es uno de los símbolos de la Era de los Descubrimientos Portuguesa, cuando los portugueses con sus expediciones ponían en el mapa la costa africana y asiática buscando la ruta a la India, en esta zona hay unos cuantos lugares más de este tipo.

tumba-rey-monasterio-jeronimos

Dejamos el monasterio, cruzamos la praça do Imperio, la India y Brasilia que se llaman las avenidas de enfrente para empezar a caminar al lado de la desembocadura del Tajo. Da la sensación por la cantidad de agua y que hay embarcaderos que estas en una bahía con mar pero realmente es el rio Tejo como lo llaman los portugueses. Incluso más allá de donde puedan ver vuestros ojos sigue siendo río no mar. Aunque la confusión se da un poco más abajo en la Avenida Marginal, aquí podréis ver algo que os hará dudar si habéis cruzado el charco.

puente-25-abril-y-cristo-rei-belem

Uno es el puente colgante 25 de abril que recuerda al Golden Gate de San Francisco. Se trata de una infraestructura construida en los años 60 e inicialmente llevaba el nombre del dictador Salazar. Con la revolución de los claves y la instauración de la democracia optaron por cambiar el nombre por la fecha. Si el poder es del pueblo como dice el himno de la revolución, el puente aunque sea de peaje también.

puente-25-de-abril-belem

Pero este no es el único punto que parece estar sacado de contexto, de la bahía de San Francisco a la de Río de Janeiro. Aquí también una réplica del Cristo Corcovado, aquí llamado Cristo Rei, nada más cruzar el puente así que se distingue desde la otra orilla. El señor arzobispo patriarca del momento fue de viaje a Brasil y se prendó del Cristo Redentor y se emperró que quería uno. Por suerte no le fue nada difícil convencer al resto de obispos para construir uno en Lisboa. Pero esto no debía bastar que fueron los obispos a Fátima a pedir a Dios que Portugal no entrara en la segunda guerra mundial ofreciendo a cambio la construcción del Cristo Rei como agradecimiento en ese caso. Pues bien parece ser que las plegarias de los obispos fueron escuchadas y el dictador Salazar tuvo un momento de lucidez y para no meterse y estropear su alianza estratégica de muchos siglos con los ingleses decidió que el país permaneciera neutral en la segunda mundial. Así que tres años después de acabar la guerra pusieron la primera piedra del monumento y 10 años más tarde lo inauguraban con el señor arzobispo presente por supuesto.

cristo-rei-belem

Regresamos con la vista a la ribera del río donde estábamos para ver otro monumento también importante de esta zona. Un monumento que no podría explicar mejor las expediciones portuguesas del siglo XV aunque parezca el camarote de los hermanos Marx. Aunque eso lo haremos en la siguiente entrada, ahora es el momento de descansar un poco porque aun nos queda un buen trecho de paseo.

De la Plaza de Rossio al Elevador de Santa Justa, un paseo por Lisboa

De la Plaza de Rossio al Elevador de Santa Justa, un paseo por Lisboa

Plaza de Rossio, Lisboa
Plaza de Rossio, Lisboa

Esta semana ha empezado la primavera y es un buen momento para caminar al aire libre aunque sea por la ciudad. En este caso lo hacemos por Lisboa para recordar parte del recorrido que hicimos con Inside Lisbon Tours como parte del BTLISBOANDO. Se trata de solo dos kilómetros del recorrido original que hacen cada sábado a las 10 de la mañana y dura unas tres horas por Baixa, Chiado, Barrio Alto y Alfama.

Esta vez nos centraremos en la zona de Baixa al principio del tour. La zona de Baixa o Baixa Pompalina debe su nombre al marqués de Pombal que se encargó de reconstruir esta parte de la ciudad que quedó destruida por el terremoto del 1 de noviembre de 1755. Se trata de uno de los terremotos más devastadores de la historia con casi 9 grados en la escala de Richter y considerado el inicio de la sismología moderna (estudio de los terremotos) gracias a una precisa investigación que se llevo a cabo. El hecho de que hubiera que reconstruir toda la zona, hizo que se aplicaran criterios modernos de construcción y que se hicieran plazas, calles y avenidas más anchas de lo que eran. Gracias a eso podremos disfrutar de hermosas plazas y edificios en este paseo.

El recorrido empieza la plaza conocida como Rossio, que oficialmente se llama Pedro IV en referencia al rey de Portugal y emperador de Brasil entre los años 1822 y 1831. Había llegado a Brasil en 1807 con su familia huyendo de las guerras napoleónicas. El exilio de la familia real convirtió a Rio de Janeiro en capital del reino de Portugal y otorgando a la colonia Brasil el mismo status que a la metropoli hasta 1820. En ese año la familia volvió Lisboa excepto Pedro que quedó como regente y Brasil perdió sus privilegios.

Lo que provocó la revolución para la independencia que se consiguió dos años después y como Pedro había apoyado a los nacionalistas brasileños en contra de su propia familia fue coronado emperador como Pedro I. En 1826 moría su padre Juan VI y a pesar de las divergencias con su familia decidió sucederle pero solo dos meses después tuvo que abdicar en favor de su hija María II.

Publicidad

Ventajas de Contratar en Viabam.com

  • Atención Personalizada en español
  • Sin costes adicionales
  • Gran oferta de Tours en Español
  • Especialistas en Lisboa, Roma, Londres, etc.

En el btlisboando cuando visitamos este lugar lo hicimos con un tour de la misma empresa que realiza el tour publicitado más arriba.

Casa Alentejo
Casa Alentejo, Lisboa

Tras esta plaza, el recorrido del tour sigue por detrás del Teatro María II para llegar a la praça de Figueira, pasar por la Rua das Portas de Santo Antao que era una antigua entrada a la ciudad. Pero en nuestro recorrido pasaremos primero por la Igreja de Sao Domingos a la que ya dedicamos un post por su desgraciada historia antas de pasar por la Rua das Portas de Santo Antao para ver la casa do Alentejo. Se trata de un palacete árabe del siglo XVII, convertido en restaurante que sirve platos de la zona de Alentejo pero es posible entrar a ver su patio interior con elementos árabes tan característicos como los arcos de herradura.

De allí vamos a la praça de Restauradores, dedicada a la independencia de Portugal el 1 de diciembre de 1640 de la corona española. Poco más abajo de la misma plaza, esta la estación de Rossio. Durante años fue la estación principal de Lisboa con trenes a diferentes destinos pero actualmente solo salen trenes a Sintra. En su interior hay también un hostel. Es una estación pequeña construida en estilo manuelino en 1886 por el arquitecto José Luis Monteiro. En la fachada hay una estatua dedicada al rey Sebastiao representado por un niño debido a su juventud, falleció con 24 años. Por la muerte de su padre antes de que el naciera y de su abuelo fue coronado rey con solo tres años, siendo regentes su abuela y su tío abuelo hasta cumplió los 14 años.

También aparece como caballero por lo mucho que le gustaban las armas, murió en Marruecos en una batalla. Al morir lejos de Portugal se creó un poco de leyenda sobre su figura, se le consideraba un gran patriota y una especie de rey durmiente o mesías que vendría a ayudar a Portugal en tiempos difíciles. Incluso hay teorías que no murió en esa batalla y que el cuerpo enterrado en el Monasterio de los Jerónimos no es el suyo. La estación de Rossio también tiene la curiosidad de estar los andenes ubicados en la planta superior una proeza de la ingenieria de la época.

Estación de Rossio
Estación de Rossio, Lisboa

Y de los andenes a la terraza para salir de la estación y llegar a la praça do Carmo. Saliendo de la estación antes de girar por la Calçada do Duque hay mural con tranvías pintado sobre la pared que vale la pena detenerse a ver. Pero nos toca seguir nuestro camino por el otro lado la Calçada do Carmo hasta la praça do Carmo. La praça Do Carmo fue el escenario de la revolución de los claveles de 1974 cuando los portugueses dijeron basta la dictadura que les oprimía reclamando el poder que les pertenecía con el Grandola Vila Morena. Ahora con crisis y los recortes siguen haciéndolo de una manera que ya nos gustaría aquí en España. En la misma plaza están los restos del Convento do Carmo hoy museo Arqueológico y un poco más allá el acceso superior al Elevador de Santa Justa donde terminamos el paseo con las vistas sobre la ciudad.

Vistas Mirador Santa Justa
Vistas desde el Elevador de Santa Justa
Este post contiene enlaces publicitarios que consideramos relevantes para nuestros visitantes. Con la compra o reserva (en este caso que se haya completado la estancia) efectuadas desde el sitio web del anunciante a través de los enlaces indicados, recibimos una pequeña comisión que nos ayuda a mantener este blog y ofrecer información de viajes independiente. Muchos de estos servicios los hemos utilizando como usuarios reales, pagando por el servicio.